¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

27 de enero de 2012

Amar a los enemigos

Un ENEMIGO, según el diccionario es aquella persona que es contraria u opuesta a algo. Por ejemplo, una persona que es contraria o se opone a los intereses generales de todos los españoles, es un enemigo de mi Patria. Por lo tanto es un enemigo mío. En mi caso, yo soy español, porque he nacido en este hermoso País, del que me siento orgulloso. Yo, como católico, es decir siguiendo las enseñanzas de CRISTO, el Señor, no odio a mis enemigos. Simplemente rezo por ellos, y les amo. (Cf. Mt 5,44). Amar no significa estar de acuerdo con la persona enemiga, ni que tengas que sentir simpatía o buenas sensaciones.

Una persona contraria a mi fe católica puede convertirse en un enemigo, en la medida que no respete mis creencias, o quiera imponerme por la fuerza las suyas.

Otra referencia de la palabra enemigos, es toda aquella persona que actúa con mala voluntad hacia otro, y por supuesto todo aquel que desea el mal a otro o se lo hace. Esos son los enemigos.

El católico tiene un arma contra los enemigos, que es el AMOR, enseñado por Cristo. La oración.

No tienes porqué sentarte o relacionarte con los enemigos, a no ser que sea para darles a entender que no tienen nada que hacer, siguiendo la imitación de Jesucristo y su Evangelio. Sin embargo a veces, será preciso protegerse, sobre todo en los casos de personas que tratan de hacerte daño porque actúan con mala fe. Ejemplos de esto los tenemos en las Sagradas Escrituras. El mismo Jesús se protegió, hasta que llegó su hora.  Hay que saber discernir eso y tener mucha prudencia en hacerlo. Puede no ser fácil distinguir. No es preciso exponerse al peligro donde sabes que está.

En el caso de la Patria y sus enemigos, hay que confiar en la justicia humana, y en los encargados de velar por tu seguridad y la seguridad del País. Si estos fallan y los ciudadanos viven en un sistema degradado moralmente, y comienza a fallar la justicia y los gobernantes, las cosas al final, acaban mal.

http://www.wordreference.com/definicion/enemigo
Publicar un comentario