¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

27 de octubre de 2011

Entrevista conmigo mismo / Acerca de la Iglesia

P. Buenos días. ¿Cómo está usted?

R. Pues bien. Gracias. Me ha despertado una fuerte lluvia a las 6 de la mañana, pero ya recuperaré el sueño en otro momento.

P. A tenor de las cosas tan fuertes que dijo ayer acerca de sus experiencias en ciertos sitios de la Iglesia, ¿no cree que está usted tirando piedras contra su tejado?

R. Mire, la verdad es que tengo que decir una cosa para que quede bien clara. Yo no puedo negar que he pasado momentos difíciles, y sería un mentiroso si no dijera que ha sido también dentro del ámbito de la Iglesia, la religión, la fe, etc. Pero que no se confunda nadie. La Iglesia es lo mejor que le puede ocurrir al hombre en la vida. Es el mejor sitio para estar, porque ahí está Dios. Es cierto que a veces uno no ve bien, pero eso no significa nada. El que rechace a la Iglesia por las miserias humanas de sus miembros, está actuando erróneamente.

P. ¿Por qué?

R. Porque si la persona es honesta consigo misma, tiene que reconocer, que miseria humana hay en todas partes. En el trabajo, entre vecinos, en el supermercado, en el banco... ¿Que hacemos, nos metemos en una cueva porque hay miseria humana?

P. ¿Cual es su opción?

R. Luchar por ser mejor yo como persona, para poder contribuir a hacer mejores a los demás. Ser valiente. ¿Que se creen algunos, que la Iglesia está compuesta sólo por personas perfectas? No es así. Cristo es perfecto, y nosotros tenemos que tender a imitar a Cristo, pero la culpa de las miserias humanas no la tiene la Iglesia. La tienen los hombres y el pecado. Vamos, dicho de otro modo, que no culpen a Dios más de los males del mundo.

P. Entonces, respecto a los grupos por los que usted dice que ha pasado, etc, ¿que tiene que decir a la gente?

R. Que se fíen de Dios que no miente. Que crean en la Iglesia, porque por medio de ella habla Dios al mundo. Que lo que para mi puede ser perjudicial, para otro puede ser bueno. Pero que los Sacramentos no perjudican a nadie, sino que por medio de ellos Dios te concede su Gracia santificante, que es lo mejor que te puede pasar en la vida. Que se acerquen a Cristo y a conocer el Evangelio que puede transformar vidas y liberar de toda esclavitud humana. Que tengan criterio propio y que nadie les robe nunca su libertad que es lo más precioso que el hombre tiene. Recuerden que la religión no se impone, sino que se propone. Y si observan la historia de España en los últimos años, a menos religión, a mas ataques contra la Iglesia y lo sagrado, a peor vamos. Pero ya le digo, esto es sólo para valientes y para gente inteligente. El cobardica y el pagado de si mismo, no lo entenderá nunca.
Publicar un comentario