¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

16 de septiembre de 2011

REFLEXIONES

Tengo 45 años, y estoy a camino de dejar parte de mi juventud por edad y entrarme en otra etapa, ¿y que he visto y aprendido de todos estos años?

La verdad que en solitario y con aquellos que han tenido mis mismos años, no he tenido problemas, nos hemos comprendido, nos hemos peleado y hecho las pases y olvidado....de los adolescentes y jóvenes que me han acompañado no tengo nada que reprocharles, por que han vivido lo mismo que yo, y nos vemos reflejados.

Y un poco comprendo a los de ahora ya que para mi están mas cercanos que lejanos.

Decir que soy una gran devota de San Juan Bosco, el que apóstol de la juventud, después es muy llamativo lo de las Jornadas Mundiales de la Juventud que es obra de nuestro amado Juan Pablo II, que bien vio que estábamos, estamos y estaremos siempre solos en la iglesia; como Dios a través de sus santos y Papas nos lo dice, por que, que yo sepa no hay jornadas mundiales para adultos ni para otras cosas dentro de la iglesia.... ¿que nos querrá decir Dios con esto?

Si nos damos cuenta la juventud no rechaza a Cristo, al contrario todo joven se identifica con el, Cristo cuando empezó su vida publica tenia 30 años, el ya tuvo problemas con los ancianos de su tiempo y los volvería a tener hoy con los adultos de hoy.

Si nos damos cuenta, los apóstoles eran todos de la edad de El, no se le arrimo ningún anciano, al contrario fueron los que mas trabajaron para su muerte y el anciano que le quería seguir lo hacia en secreto, sin que nadie le viera.

La muestra es que escuchamos las palabras de Jesús y pocas veces las ponemos en práctica.

Hoy a El tampoco le escucharían los adultos, por que para hablar de Dios tienes que tener canas, eso piensan muchos.

Jesucristo es Amor, Verdad, Justicia y Paz, y cuando tenia que decir las cosas las decía y derribaba una acera de casas si era preciso, y que se gano con esto, la muerte.

Hoy hubiéramos hecho lo mismo, y muchos adultos de hoy hubiesen estado en el grupo de ¡Crucifícale! ¡Crucifícale! por que quien es este el hijo del carpintero, si solo tiene 30 años y se atreve a hablar de Dios.

Tanto dentro de la iglesia como fuera, los adolescentes y los jóvenes no tenemos derecho a opinar, a hablar, a pensar, no sabemos nada por que o no hemos estudiado o no hemos vivido o no somos teologalmente correctos.

Jesucristo representa a esta juventud, tanto de cuerpo como de espíritu, muchos de los que le siguieron, sus apóstoles, no sabían escribir, había cosas que no las comprendían, eran simples pescadores o sencillos trabajadores, y todos son hoy la roca de la iglesia.

A los mayores hay que tenerles un respeto, pero no darle la razón en todo como a los locos, sabemos que muchos han cogido la Biblia pocas veces, y no la conocen, hoy la juventud que esta en la iglesia si sabe manejarla, y por esto nos choca muchas cosas que vemos en la iglesia, unos luchamos para que lo que se lea, sea una realidad y otros por los miedos y las puertas cerradas se marchan a seguir a Jesucristo por su cuenta.

Esto es lo que se ve en España y por esto, en nuestro país y por ello todos los jóvenes son como son.

Con motivo de la JMJ hemos visto como son los jóvenes de otros países, hemos visto en los encuentros diocesanos que tuvimos cual es la verdadera realidad de la iglesia, y que se quiere conseguir con estos encuentros.

La iglesia tiene que ser joven, alegre, vernos a todos por igual, nadie es mas que otro, todos tenemos las mismas posibilidades, para hablar de Cristo solo tienes que llevarlo dentro, y dejar que salga, que nadie nos veamos como que nos van a quitar el sitio que tenemos en la iglesia: catequistas, salmistas... etc.

Que lo que se lea en la Biblia y se escuche en las homilías, no lo echemos a un saco roto, por que da la impresión que nadie se entera de nada.

Los jóvenes quieren y queremos que se nos trate también con respeto y como personas, y que podemos aportar muchísimo a la iglesia, la JMJ la han trabajado voluntarios muy jóvenes algunos, y habéis sido testigo de lo ocurrido.

ABRIDNOS LAS PUERTAS tenemos mucho que aportar, queremos colaborar, ayudar desde nuestra alegría.

Una alegría que no la veo en las personas que acuden a la iglesia, en las misas, los domingos en vez de ir a la misa del día del señor, cuando miro a mi alrededor parece que estoy en una misa de óbito. Se pide cantar y cuesta trabajo, las oraciones se hacen sin apenas mover los labios.

Cuando se van a enterar muchos que Cristo Resucito y que si estamos en Cristo y el en nosotros tenemos que ser felices.

En el encuentro diocesano para la JMJ los mas alegres eran los africanos, los asiáticos, países del este, todos con grandísimos problemas, perseguidos por su fe, y el mas alegre de ellos AFRICA, con lo que están pasando con tantas guerras y hambrunas, pero sienten a Cristo en sus vidas, sabéis quienes eran los mas triste: ESPAÑA.

A lo mejor España no lo ha hecho bien todo este tiempo por que hay una diferencia abismal.

A lo mejor nos merecemos todo lo que esta pasando.

Y con sinceridad no quiero parecerme a la mayoría de los mayores de la iglesia, por que por muchos de ellos, me fui de la iglesia por que no veía a Cristo en ellos, y hoy estoy solo por El.

Publicar un comentario