¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

21 de septiembre de 2011

Mis comentarios y mi forma de hablar en internet

Hablando de comentarios. Yo al principio, contestaba a todos. Los comentarios a los vídeos en muchos casos, buscan la confrontación conmigo y con mi fe. Lo que les gustaría a muchos es que yo desapareciera y mi canal fuera cerrado o los vídeos católicos retirados para no seguir defendiendo la fe, lo que para mi supone dar armas a los católicos, y acercar a la fe verdadera a los no católicos.

Algunos directamente se burlan de mi y de mi fe. Otros insultan a la Iglesia, y a todas nuestras cosas sagradas, sin tener el más mínimo respeto. Dependiendo del momento y del tipo de comentario respondo una cosa u otra. Nunca insultar al otro, pero a veces si llego a decir alguna palabra áspera para censurar su actitud. Hay quien dice que al hacer esto no se va a a conseguir nada, y yo respondo que en ese caso hago como Jesús como cuando les contestaba a veces a escribas y fariseos. Otras veces les recuerdo que están en mi casa. Y cuando tu vas de visita a casa de alguien, lo normal es que te adaptes a sus normas y tengas respeto. Eso hice recientemente con un Testigo de jehová en este blog, siguiendo el método que aprendí del Padre Amatulli (Apóstoles de la Palabra). Porque los "Testigos" quieren el diálogo para enredarte y llevarte a su terreno (tal como son enseñados), y tu como católico no lo debes consentir, ni dar la más mínima oportunidad a que eso se produzca. Los "testigos" enredan a los ignorantes de su religión, y mi cometido es dar la luz que el Señor me ha dado para impedirlo. Yo no tengo el más mínimo "respeto" por sus enseñanzas, porque se que son erradas. Ellos creen que somos unos "hijos de puta". (perdonen la expresión tan brusca y que no suelo usar nunca). Creen eso de verdad, porque afirman que los católicos somos LA GRAN RAMERA del Apocalipsis. Han torcido tanto las Escrituras que nos hacen a todos los católicos "adúlteros" (religiosamente hablando) e "hijos de la Gran Ramera", dispuestos a ser condenados si no aceptamos sus doctrinas y nos convertimos en "testigos". Por eso afirmo: "Yo no tengo ningún respeto por lo que ellos representan, sino que no tengo más remedio que repudiarlo por anticristiano". Sólo sale de allí el que se abre a la verdad sinceramente y a la Gracia de Dios, después de comprobar por el mismo los errores. Y si les damos caramelitos dulces, es posible que no salgan. Hay que darles la verdad. Y esa verdad es la que enseña la Iglesia Católica, yo no tengo duda. La verdad en Cristo. La verdad enseñada por los Apóstoles, los santos padres apostólicos, etc, etc. Hay cientos de testimonios de ex-testigos de jehová en internet muy esclarecedores.

Otra cosa es "mi respeto " por la persona humana que está detrás. A esa le digo que la amo, y por eso me ocupo de defender la fe contra sus falsas doctrinas. Lo que no significa tampoco que tenga que ser su amigo, ni tengamos que simpatizar. Tengo un vecino, que saluda a mi mujer los días de diario. Pero los sábados, cuando sale con la maleta y la atalaya bajo el brazo, se hace el "sueco".

A algunos les respondo con la Biblia. A otros con el catecismo. A otros con las palabras de otros que saben más o igual que yo. A otros con la palabra que me llega en ese momento por el Espíritu de Dios que habita en mi, seguramente imperfecta por estar mezclado con mi "yo". Pero es lo que hay. Es lo que soy en este momento. Mi voluntad está puesta en hacer lo mejor pensando en defender mi fe cristiana hoy tan atacada y menospreciada
Publicar un comentario