¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

23 de agosto de 2011

Salmo 50

3Misericordia, Dios mío, por tu bondad,
por tu inmensa compasión borra mi culpa;
4lava del todo mi delito,
limpia mi pecado.

5Pues yo reconozco mi culpa,
tengo siempre presente mi pecado:
6contra ti, contra ti solo pequé,

cometí la maldad que aborreces.

Hoy he recordado el Salmo 50, y lo quiero compartir y comentar contigo. Es un salmo que a mi me habla de que "soy pecador", y que hay uno que está por encima que sólo es capaz de BORRAR mis pecados. El salmista no conoció a Jesús, porque aún no había nacido, pero ya conocía que Dios es MISERICORDIA, BONDAD, COMPASIÓN. (V.3). Jesucristo es el cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Efectivamente, eso decimos en la Misa. Y eso significa que sólo por El somos limpios de nuestros pecados. Sólo El BORRA, sólo El "limpia del todo". Y cuando dice del todo es del todo. Eso significa, que una vez limpio por medio de El, ya no existen más tus pecados. Porque lo que se borra, es como si no hubiera existido. Así es el perdón de Dios. Porque el es compasivo y misericordioso. ¿Cuanta compasión tiene Dios? INMENSA COMPASIÓN. Y algo inmenso es algo MUY GRANDE. Y tratándose de Dios, sabemos que ese grande es algo infinito. Sólo hay una condición. Reconocerse pecadores delante de El. (V.5), siendo conscientes que todo pecado es una ofensa a Dios. ¿Cómo hacemos eso? Acudiendo frecuentemente a los Sacramentos de la Iglesia. Especialmente la Confesión y la Eucaristía.

Por medio de la Eucaristía, si participas de ella con sincero arrepentimiento y reconocimiento de tu condición de pecador, son borrados todos tus pecados y te abre las puertas de la vida eterna. Si has tenido la desgracia de cometer pecados muy feos, entonces antes de comulgar debes recibir la absolución, que te capacita para recibir a Jesús en la comunión "dignamente". Si no estás seguro, confiesa. Si tienes dudas, pregunta. Si tienes miedo, piensa que Jesús te comprende, porque te conoce mejor que nadie.




Publicar un comentario