¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

26 de agosto de 2011

Salmo 50 - "pecador me concibió mi madre"

Prosigo con el comentario del Salmo 50 que inicie hace unos días:

6contra ti, contra ti solo pequé,
cometí la maldad que aborreces.
En la sentencia tendrás razón,
en el juicio resultarás inocente.

7Mira, en la culpa nací,
pecador me concibió mi madre.


Todo pecado contra el prójimo o contra uno mismo es ofensa a Dios. Ama a tu prójimo como a ti mismo. Todo pecado es malo. El cristiano no debería darle vueltas a si un pecado es grande o pequeño. El pecado es pecado, y a Dios no le agrada. Y dice la Escritura: "Todos hemos pecado" (Romanos 3, 23). Y sabemos que el pecado nos aleja de Dios. Unos te van enfriando y hacen más posible que rompas totalmente la amistad con Dios. Y otros la rompen. Porque Dios aborrece el pecado, porque no HAY PECADO en El.

Ante Dios somos todos culpables, es decir, pecadores. (V.6).

Por eso, el que no confiesa nunca sus pecados, porque dice que no tiene pecados, se engaña a sí mismo. (1 Jn 8-9). A Dios nadie le puede engañar. Dios me conoce y te conoce.

Y tu preguntas: ¿Desde cuando soy yo pecador? Y te contesta el salmista: "Desde que naciste" (V.7). Por eso los católicos bautizamos a los hijos desde pequeños. Para limpiarlos de la culpa de ese pecado que traen al mundo. Y por eso los padres deben ser personas cristianas responsables y educar a sus hijos en la verdad y en la fe cristiana desde pequeños, porque una vez que tienen uso de razón, ya pecan también. ¿Y quién los llevará a la fuente del perdón si no se les enseña? ¿Cómo conocerán si nadie les predica?

Publicar un comentario