¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

2 de agosto de 2011

Mormones

Los puedes ver a veces por la calle. Se les reconoce bien externamente. Van vestidos con camisas blancas en verano. Van en pareja de dos, varones normalmente. Alguna vez he visto a mujeres. Llevan una chapita en el pecho con su nombre. Suelen tener aspecto de extranjeros, y normalmente lo son. Provienen de Estados Unidos, y nacieron nada menos que en el siglo XIX. Es decir hace muy poco. Debes saber que no son cristianos, aunque utilicen el nombre de Jesucristo, ya que dicen pertenecer a la iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días, fundada en 1830. Son altamente proselitistas, suelen ir de puerta en puerta, o paran a alguien por la calle. Si la persona que paran tiene hambre de Dios, pero ignora los principios de su fe, puede caer en sus redes con facilidad.

La creación de sectas viene propiciada por el ambiente protestante, donde cada uno lee la Biblia y la puede interpretar a su forma, por lo que una persona sincera y hambrienta de Dios, guiada por un mal pastor, puede llegar a caer en las más extrañas doctrinas. Y las iglesias falsas se multiplican.

Su fundador es Joseph Smith, que dice haber tenido una revelación, después de pedirle a Dios sabiduría. Como consecuencia, los mormones, aparte de la Biblia, tienen un tercer libro, llamado "El libro del mormón", al que dan la misma validez que la Biblia, lo consideran una continuación de esta. Un complemento indispensable.

Tienen muchos errores de los que hablaré otro día, pero lo principal es que si eres cristiano, no les prestes oído. Si te paran por la calle, sigue adelante, no les escuches, que seguro que tienes cosas importantes que hacer y te van a hacer perder el tiempo, porque además, no te van a escuchar a ti.
Publicar un comentario