¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

11 de agosto de 2011

MALAGA CRISTIANA

CRISTO HABLANDO CON EL CENTURION CORNELIO

CAYO OPPIO

PLAZA DEL TEATRO EN EL CENTRO DE LA CIUDAD.


Mateo 8, 5-11

En aquel tiempo, al entrar Jesús en Cafarnaúm, se le acercó un centurión y le rogó diciendo: Señor, mi criado yace en casa paralítico con terribles sufrimientos.
El le contestó: Yo iré a curarle.
Replicó el centurión: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; basta que lo digas de palabra y mi criado quedará sano. Porque también yo, que soy un subalterno, tengo soldados a mis órdenes, y digo a éste: "Vete", y va; y a otro: "Ven", y viene; y a mi siervo: "Haz esto", y lo hace.
Al oír esto Jesús quedó admirado y dijo a los que le seguían: Os aseguro que en Israel no he encontrado en nadie una fe tan grande. Y os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se pondrán a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los Cielos. sus palabras pasarían a formar parte de la historia y serían repetidas diariamente, al celebrar la Eucaristía? “Señor, yo no soy digno de que entres en mi casa...”. .

Gracias a la Revista cofrade Cáliz de Paz y a su investigación tenemos lo que puede considerarse el principio del Cristianismo Malagueño.

Se ha averiguado que este centurión, Cayo Cornelio Nació en Málaga, cerca de la Plaza del Teatro, debido a su condición militar sirviendo a Roma, le ordenaron embarcar desde Málaga para Jerusalén, para servir allí a las ordenes de Roma.

Fue bautizado en su ciudad natal por el apostol Santiago, luego vuelve a Palestina para estar unos años con San Pedro y San Pablo, fue ordenado obispo de la ciudad de Sepsis, en la provincia de Misia (Asia)

Y este hombre era el padre del centurión Cayo Oppio de esta escena:

El centurión y los hombres que custodiaban a Jesús, al ver el terremoto y todo lo que pasaba, se llenaron de miedo y dijeron: "¡Verdaderamente, este era Hijo de Dios!" (Mateo, 27, 45-54)

Cayo Oppio fue bautizado junto a su familia por el Apóstol San Bernabé en Milán fue obispo, y fue el primer español que narro en su tierra la muerte de Jesucristo.

Se hospedo durante un tiempo en Corinto con San Pablo.

Ellos fueron los primeros Malagueños que conocieron a Jesus y abrazaron la fe cristiana y evangelizaron con acento Romano Malagueño.

Publicar un comentario