¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

29 de marzo de 2011

CLEMENTE de ROMA (Siglo II)

No hay comentarios:

CLEMENTE de ROMA (+101)


Tercer sucesor de San Pedro en Roma, del 88 al 97. Parece ser que fue consagrado por el mismo Pedro. En aras de la paz renunció al pontificado en favor de Lino y lo volvió a asumir luego de la muerte de Anacleto No se sabe nada de su vida anterior. Hay quienes lo identifican con el Clemente colaborador de San Pablo según Filipenses, de lo que no hay pruebas, como tampoco de que haya sido por martirio. Muchos de los escritos que se le atribuyen no pueden considerarse como auténticos.


Clemente escribió una epístola a los Corintios, la cual me resultó un descubrimiento importante para comprender que la Iglesia Católica es la verdadera Iglesia que Cristo fundó, frente a las sectas protestantes que se atribuyen falsamente ese hecho.


La epístola presenta el testimonio más antiguo que poseemos sobre la doctrina de la sucesión apostólica: Jesucristo, enviado por Dios, envía a su vez a los apóstoles, y éstos establecen a los obispos y diáconos.


Puedes leerla aquí.

28 de marzo de 2011

Padres Apostólicos

No hay comentarios:

Terminología puesta en uso por los eruditos del siglo XVII. Se consideran: Bernabé, Clemente de Roma, Ignacio de Antioquía, Policarpo de Esmirna y Hermas, lo que fue ampliado luego con Papías de Hierápolis. Hermas y Bernabé se colocan dentro de los escritos apócrifos.


Los Padres apostólicos pertenecen a la generación inmediata a la de los apóstoles. Sus escritos responden a determinadas exigencias concretas de las cristiandades en un determinado momento, por lo que en sus escritos predominan los temas morales, disciplinares o cultuales siendo que su contenido doctrinal no aparece como muy rico y profundo. Se insinúan las que habrían de ser líneas fundamentales del pensamiento cristiano, tratando de guiar y edificar a los fieles.

Sus escritos son de carácter pastoral. Por contenido y estilo están en relación con los escritos del Nuevo Testamento, en particular con las Epístolas. Se les puede considerar como eslabones entre la época de la revelación y la de la tradición, y como testigos de importancia para la fe cristiana.


A pesar de pertenecer a regiones muy distintas del Imperio Romano presentan un conjunto uniforme de ideas, dando una imagen clara de la doctrina cristiana a fines del siglo I.


Típico de estos escritos es su carácter escatológico. La parusía se considera inminente. El recuerdo de Cristo es vivo, acusando por El una profunda nostalgia. Presentan una doctrina cristológica uniforme: Jesucristo, Hijo de Dios, preexistente, que participó en la creación.

27 de marzo de 2011

Padres de la Iglesia

1 comentario:

La palabra padre se aplicaba al maestro y los maestros se consideraban como padres de sus alumnos. El oficio de enseñar incumbía al obispo y se hizo extensivo a los escritores eclesiásticos siempre que fueran reconocidos como representantes de la tradición de la Iglesia.


Hoy se consideran Padres de la Iglesia los que reúnen las siguientes condiciones: ortodoxia de doctrina, santidad de vida, aprobación eclesiástica y antigüedad. Cuando estos Padres hablan de doctrinas, hablan de ellas como de doctrinas universalmente admitidas. Nosotros aceptamos lo que ellos enseñan porque dan testimonio de que en su tiempo las profesaban todos los cristianos, en todas partes. Nunca hablan de sus opiniones personales.


Son estos Padres, escritores cristianos del siglo I o principios del II cuyas enseñanzas pueden considerarse como eco bastante directo de la predicación de los Apóstoles a quienes conocieron personalmente. Se les da mucha importancia por considerar la Tradición como fuente de la fe.

26 de marzo de 2011

¿Es malo escuchar cantos protestantes?

No hay comentarios:

Comparto hoy con vosotros este artículo que me han pasado, y el cual considero interesante. Pero antes debo hablar de mi propia experiencia, a modo de introducción. Yo hoy estoy en la Iglesia Católica, pero entre el año 1992 y 2004 aproximadamente, viví mi etapa protestante. Mi experiencia la puedes ir leyendo en mi web: www.jesus-pandevida.net


Recuerdo claramente, como a través del canto de alabanza, etc, ellos logran atraer a la gente. De hecho, a mi como persona sensible que me considero para la música, fue algo que me cautivó y me enganchó. De hecho, tomé la decisión de entrar en una iglesia evangélica, al oir los bellos cantos desde el exterior.


¿Cómo algo tan hermoso de oir puede ser rechazable desde un punto de vista cristiano? De eso, habla este artículo, que insisto, no es mío, pero con el cual estoy básicamente de acuerdo.


También debo alertar a nuestra Iglesia y especialmente a los miembros de la RENOVACIÓN CARISMÁTICA CATÓLICA sobre este asunto, ya que yo mismo he podido comprobar, como sin darse cuenta se pueden dejar influenciar. Ya alerté a mi párroco hace algunos años, que pude saber que unos hermanos de la renovación carismática de mi Parroquia tenían en su poder libros de un FALSO PROFETA protestante llamado BENNY HINN. Yo mismo los vi. Pues si eso está pasando, otras cosas también pueden estar pasando. Por eso conviene saber si es bueno o no relacionar lo católico con lo protestante. No pretendo herir la sensibilidad de mis hermanos pertenecientes a este movimiento, ni pretendo generalizar, pero si hay algo de esto por ahí...¡cuidado!. Todo me es lícito, pero no todo me conviene.



______________________________________________________________________________




CANTOS PROTESTANTES


En los cursos, en los grupos y hasta en algunos líderes es común oír la siguiente pregunta o comentario sobre la cual es necesario reflexionar.


¿Es malo escuchar cantos protestantes? A mi me gustan mucho, sobre todo los de Marcos Witt y de Rabito que son evangélicos. Yo creo que no tiene nada de malo porque hablan del mismo Dios y escucharlos es practicar el ecumenismo que el Papa nos está invitando. Además se siente más bonito que con las alabanzas católicas.


Vayamos por partes, ya que no es así de sencillo, ni fácil, el afirmar que es algo bueno que el católico se la pase escuchando cantos protestantes sin ningún criterio a seguir.


En primer lugar pensando en el católico común, que normalmente es la mayoría, y en los que están ya en algún grupo pero que no tienen una sólida formación en la fe no es nada recomendable.


Algunas de las razones que nos confirman esto son las siguientes:


1.- Cualquier tipo de canción o canto que lleve “letra” siempre llevará la huella del autor que la compuso.


En el caso de los cantos protestantes es igual. No se puede separar la “teología” o creencias de los hermanos separados de la letra de sus cantos. Pensar así es algo muy ingenuo.


En muchas ocasiones el católico canta las alabanzas y al mismo tiempo adquiere “frases” e “ideas” al puro estilo protestante. Un ejemplo de esto es oír repetidamente en algunos laicos católicos “la sangre de Jesus nos cubre”, exactamente eso decía Lutero, mientras que nosotros creemos que no solamente nos cubre como algo meramente externo sino que nos transforma interiormente y nos santifica.


Estas y otras frases como: "solo Jesús salva"; "somos salvos por la fe" "soy salvo" "no hace falta nada más que Cristo" "las religiones no salvan" son absorbidas por escuchar cantos protestantes, radio protestante, predicaciones protestantes, Televisión protestante etc.


Esto facilita que poco a poco se pierda la “identidad” del católico. La realidad nos enseña que muchas veces así fue como algunos empezaron y después terminaron en una secta pues se crea un ambiente de admiración, donde la base de la fe es el sentir bonito o la emoción. E incluso hay compositores católicos que tienen alabanzas con errores muy marcados sobre la fe por la influencia evangélica. Hace algún tiempo algo similar a esto lo afirmó el P. Zezinho que es uno de los grandes compositores de música católica y decía que era necesario que se cuidara más este aspecto y se revisará la letra de los cantos que se componen sin ninguna asesoría.


2.- Desafortunadamente hay católicos “comprometidos” que la razón que usan para decir que “no tiene nada de malo” es que les ‘GUSTA’ esa música.


Esta forma de pensar es con criterios muy malos, pues hace a un lado cualquier criterio objetivo y su única base es el “gusto” o sentimiento, como si lo que importara es que se escuchase bonito. Se parece al católico que escucha la predicación protestante porque también le “gusta” y siente bonito. Esta actitud no tiene nada que ver con el auténtico ecumenismo sino más bien se trata de un ecumenismo ingenuo donde se hacen a un lado las orientaciones del magisterio para la aplicación del mismo. Nunca ha leído la "Unitatis Redintegratio" ni la "Ut unum Sint" ni el directorio sobre el ecumenismo y piensa que está practicando el ecumenismo al oír cantos protestantes. Con razón hay tanta confusión hasta en gente que da un servicio dentro de la Iglesia Católica.


3.- Cuando un católico comprometido escucha continuamente los cantos evangélicos lo que hace muchas veces es divulgar esas ideas y las divisiones.


¿Qué le podría contestar a alguien que lo escucha y le dice que donde puede comprar ese cassette? Acaso le va a decir: vaya hermano a una librería protestante, ellos cantan muy bonito? En realidad sería una falta de coherencia entre lo que predica y lo que cree.


4.- Además, si alguien acepta escuchar los cantos, entonces también tendría que aceptar las predicaciones protestantes y la literatura protestante, pues la música solamente es un medio de transmisión, el lenguaje oral es otro y el impreso otro mas. El resultado es un relativismo eclesial donde ser católico es tener puesta "una camiseta más" y cambiarla cuando ya no le guste.


5.- San Pablo dice: “todo me es permitido, pero no todo me es provechoso”.


Esto es un camino a seguir para la persona que de verdad está comprometida con el Señor Jesucristo. Hay cosas que aunque no fueran malas dice el apóstol, aun así, no las haría. La razón es que con tal de ganar gente para Jesucristo lo puede dejar de hacer.


6.- De hecho uno de los ganchos que usan las sectas es precisamente el canto para atraer a la gente. Es como el “quesito” que se le pone al ratón en la trampa. Normalmente cuando hacen una "secta" nueva lo primero que compran es el "sonido" para la música. Un ejemplo de como se trata de atraer a la gente es Marcos Witt, que se la pasa en congresos de todas las sectas evangélicas, hasta de las mas anticatólicas y antiecuménicas. El católico despistado va para sentir bonito y termina engrosando las filas de una secta religiosa.


¿Por qué escuchar cosas diferentes a nuestra fe teniendo tesoros espirituales de cantos tan grandes en la Iglesia Católica? (Martín Valverde; Silvia Mertins; Jorge Gómez; Sandy; P. Zezinho; P. Cesáreo Gabaraín y muchos más


¿Por qué en vez de eso no invertimos tiempo y dinero en alabanzas y predicaciones católicas para profundizar en nuestra fe?


¿No sería mejor cantar la fe que recibimos de Nuestro Señor por medio de la Iglesia que Él nos dejó?

25 de marzo de 2011

angeles buenos y malos (III)

2 comentarios:

Pero resulta evidente que no hay que ver en todas partes al diablo, y no todos los pecados se deben directamente a su acción, pues nuestra decaída naturaleza y el mundo que nos envuelve, en tanto que sometido al poder del demonio (cf. 1 Jn 5, 19), nos conducen suficientemente al mal por ellos mismos. « Pero también es verdad que quien no vela con cierto rigor por sí mismo se expone a la influencia del misterio de iniquidad del que habla San Pablo, comprometiendo su salvación » (Pablo VI, ibid). Pero si Dios da algún poder al demonio en este mundo, si permite que nos tiente, es para darnos la oportunidad de vencerlo, de ganar méritos para el Cielo, y Porque del mal puede sacar el bien.

En ocasiones, la lucha contra el diablo toma derroteros espectaculares, como sucedió en la vida de San Antonio Abad.

Antonio es un joven egipcio del siglo III. Al escuchar un día los consejos de Jesús al joven rico: Si quieres se perfecto, vete, vende lo que tienes y díselo a los pobres, y tendrás un tesoro en los cielos; luego ven, y sígueme (Mt 19, 16-21), Antonio distribuye todos sus bienes entre los pobres y se entrega a una vida de ascetismo, en medio de continua oración y del ejercicio de las virtudes.

Pero el diablo no lo entiende así. En primer lugar intenta que abandone su modo austero de vida, y ello mediante el recuerdo de sus bienes, la preocupación por su hermana, el amor al dinero, el deseo de la gloria y de los demás atractivos de la vida, y, finalmente, mediante el aparente rigor de la virtud y los enormes esfuerzos que exige. Pero, al ver que nada consigue con ello, el diablo ataca al joven con sugerencias obscenas, intensificando éste sus oraciones y sus ayunos. Entonces, para seducirlo, el Enemigo toma el aspecto de una mujer; pero él mira a Cristo en su corazón, meditando tanto en la nobleza de la filiación divina mediante la gracia, como en la amenaza del fuego que no se apaga y en el tormento del gusano que no muere (cf. Mc 9, 47), consiguiendo de esa manera superar la tentación.

Pero el demonio no se da por vencido. Con el permiso de Dios, hostiga físicamente a San Antonio, produciendo un alboroto horrible, espantando a los que lo presencian, y afligiendo el cuerpo del generoso atleta de Cristo con llagas y dolores tan fuertes que éste se queda como muerto. En otras ocasiones, los malos espíritus le atacan tomando la forma de bestias feroces: leones, osos, leopardos, toros, serpientes, escorpiones, lobos... Azotado y aguijoneado por todos ellos, los dolores que padece Antonio son cada vez más violentos. Pero ello no le impide burlarse de sus agresores: “Si tuvierais algún poder, bastaría con que se me acercara uno de vosotros, pero el Señor os ha retirado vuestra fuerza, por eso intentáis espantarme todos juntos. Tomar la apariencia de bestias feroces es un signo de vuestra debilidad”.

Esas espectaculares demostraciones del demonio no deben impresionarnos hasta el punto de producir sentimientos de terror en nuestras almas, poco compatibles con la confianza que le debemos al Corazón de Jesús. El diablo nada puede en absoluto sin el permiso de Dios, que nunca permitirá que nuestro Enemigo nos tiente más allá de nuestras fuerzas. Según la comparación que hacía San Cesáreo, el demonio es semejante a un perro que está atado. Puede ladrar muy fuerte y armar escándalo, pero no puede morder, es decir, hacer daño a nuestra alma, excepto si consentimos voluntariamente caer en la tentación (Sermón 121). Por otra parte, el poder de nuestros ángeles custodios prevalece con mucho al de los poderes malignos.

Después de los furibundos asaltos que ha padecido victoriosamente, Antonio es reconfortado por una visión de Nuestro Señor. El monje le dice: « ¿Dónde estabas, Señor? ¿Por qué no apareciste desde el principio para acabar con mis dolores? - Estaba presente, Antonio, y esperaba para verte combatir. Puesto que has sabido aguantar y, con la ayuda de mi gracia, no has sido vencido, seré siempre tu socorro y te haré famoso por doquier ». Reconfortado en su alma y en su cuerpo, el santo se levanta y reemprende su vida de asceta, a la espera de nuevas pruebas y de nuevas victorias (cf. Vida de San Antonio, por San Atanasio).

Los combates del abad contra el demonio representan, de una forma extraordinaria, aquellos que nosotros mismos debemos sobrellevar en la vida diaria,aunque de una manera menos espectacular. A veces el demonio tienta proponiendo placeres sensuales. Otras veces sumerge al hombre en las tinieblas, lo desorienta, lo absorbe con asuntos triviales y terrenales, lo conduce a la tristeza, a la desconfianza, a la pereza, al desánimo y a la desesperación. Esta última forma de tentación es habitual en las almas que van mejorando en el servicio a Dios. Para vencer las tentaciones es conveniente reaccionar, concediendo más tiempo y atención a la oración o a la meditación, practicando algunos pequeños sacrificios y examinando cada uno con atención su conciencia. En lugar de hacer daño, las sugerencias diabólicas se convierten entonces en ocasión de mérito y de progreso en la virtud.

En ocasiones sucede que el demonio se nos presenta de una manera seductora, a imagen de lo que le ocurrió al padre Marie-Eugéne (1894-1967). En una ocasión, este religioso carmelita instruía un retiro en un convento de esa Orden. Al indicarle que una monja deseaba hablar con él, se dirigió al locutorio> encontrándose frente a una religiosa de asombroso parecido con Santa Teresa del Niño Jesús. Esta le dirigió toda clase de cumplidos, felicitándole por sus sermones, asegurándole que llegaría a ser un gran predicador, etc. Cuanto más hablaba, más molesto se sentía él. Así que decidió preguntarle: « Hermana, ¿qué es la humildad? » Ante esas palabras, la religiosa desapareció como por encanto, y el padre Marie-Eugéne reconoció entonces al demonio. Así pues, en ocasiones éste se transforma en ángel de luz, sugiriéndole primero al alma pensamientos buenos y santos, pero que acaban en turbación, en inquietud y en orgullo. La vigilancia de nuestros pensamientos, incluso si son buenos, así como la humildad, son medios seguros para prevenirnos contra esas astucias infernales.

Dios guarda y gobierna mediante su providencia todo lo que ha creado. Se cuida de todo, desde las cosas más pequeñas hasta los mayores acontecimientos del mundo y de la Historia. Su designio es hacer que consigamos la beatitud eterna, en su reino, donde compartiremos su propia vida en medio de una perfecta felicidad. Para ello se sirve de todas las criaturas, y es su designio providencial que converjan para nuestro bien los ataques de los demonios y los auxilios de los ángeles buenos. Así pues, recemos a la Virgen, que aplastó la cabeza de la serpiente, a San José, terror de los demonios, a San Miguel y a los ángeles custodios, para que nos ayuden a discernir las tentaciones diabólicas y a seguir solamente las inspiraciones celestiales. Guiados de ese modo por el Espíritu Santo, podremos cumplir, día tras día, la voluntad divina.

24 de marzo de 2011

angeles buenos y malos (II)

No hay comentarios:

El cometido de los ángeles de la guarda no consiste solamente en apartar de nosotros los males físicos, sino que nos mueven a practicar todas las virtudes, por el camino que lleva a la perfección. Se ocupan especialmente en procurar nuestra salvación eterna y en hacer que vivamos en amistad con Dios. En medio de esa labor, su amor por nosotros es puro, fuerte y constante. Fieles a su misión, ni se relajan ni nos abandonan, incluso si tenemos la enorme desgracia de apartarnos de Dios por el pecado mortal. Además, como lo recomienda San Bernardo: « Tengamos una especial devoción y agradecimiento para con semejantes custodios: no dejemos de amarlos, de honrarlos, tanto como podamos y tanto como debamos... Cada vez que nos sintamos empujados por alguna violenta tentación y amenazados por alguna importante prueba, invoquemos a nuestro ángel custodio, que nos conduce y nos asiste en medio de nuestras necesidades y de nuestras penas... En fin, acostumbrémonos a conversar con nuestros ángeles buenos con particular familiaridad. Pensemos en ellos; dirijámonos a ellos mediante fervorosas y continuas oraciones, puesto que están siempre cerca de nosotros para defendernos y consolarnos » (Sermón 12 sobre el Salmo 90 [91], nº 7, 9 y 10).

Si bien es verdad que la revelación divina nos presenta el consuelo de estar rodeados de poderosos ángeles que nos protegen, también nos muestra otros espíritus que son enemigos nuestros y que se dedican por todos los medios a apartarnos de Dios.

Esos espíritus malos, a los que llamamos demonios o diablos, cuyo jefe es Satanás o Lucifer, son ángeles que Dios había creado buenos como los demás: « El diablo y los otros demonios fueron creados por Dios con una naturaleza buena, pero ellos se hicieron a sí mismos malos », nos enseña el IV Concilio de Letrán. La Sagrada Escritura habla de un pecado de estos ángeles (Cf. 2 P 2, 4). Este pecado consiste en la elección libre de estos espíritus creados que rechazaron radical e irrevocablemente a Dios y su Reino. Con ello, se expusieron a la condenación eterna. Es el carácter irrevocable de la elección de los ángeles, y no un defecto de la infinita misericordia divina, lo que hace que su pecado no pueda ser perdonado. “No hay arrepentimiento para ellos después de la caída, como no hay arrepentimiento para los hombres después de la muerte “, decía San Juan Damasceno, De la fe ortodoxa 2, 4).

Desde los albores de la Humanidad, los demonios se esfuerzan por inspirar a los hombres su propio espíritu de rebeldía contra Dios, para hacer que vayan al Infierno. Encontramos un reflejo de esa rebelión en las palabras del tentador a nuestros primeros padres: “Seréis como dioses” (Gn 3, 5). Así Pues, Satanás incita al hombre a transgredir los mandamientos divinos. Intenta que brote la rebeldía en los que sufren (cf. Jb 1, 11; 2, 5-7); está en el origen de la muerte, que penetró en el mundo al mismo tiempo que el pecado (cf. Sb 2, 24). Enemigo de Dios y de la verdad, se obstina muy especialmente en impedir la predicación de la verdad evangélica. Según Orígenes, Lucifer es representado en el Antiguo Testamento por el faraón de Egipto, quien, agobiando con trabajo a los hebreos y prohibiéndoles que ofrecieran sacrificios a Dios, quiere impedir que las almas alcen su mirada hacia el cielo, absorbiéndolos en el deseo y en el desvelo por las cosas terrenales. Porque, sobre todo, no quiere que nadie busque al Creador, que nadie se acuerde del Cielo, su verdadera patria (cf. Homilía sobre el Éxodo 2).

De entre los nombres con que el Señor denomina al demonio, en el Evangelio, el que quizás lo caracteriza mejor es el de padre de la mentira (Jn 8, 44). Es, en efecto, el embustero por excelencia, pues propone a1 hombre una felicidad ilusoria y pasajera (riquezas; honores; lujuria, bajo diferentes formas: masturbación, fornicación, adulterio, unión libre, anticoncepción, homosexualidad...). Y para engañar mejor, intenta pasar desapercibido, haciendo creer que no existe, como nos los recuerda el Papa Juan Pablo II: « Las impresionantes palabras del apóstol San Juan -el mundo entero yace en poder del Maligno (I Jn 5, 19)- aluden a la presencia de Satanás en la historia de la Humanidad; una presencia que crece a medida que el hombre y que la Humanidad se alejan de Dios. La influencia del espíritu de maldad puede " esconderse " de una manera más profunda y más eficaz, pues pasar desapercibido forma parte de sus “intereses”. La habilidad de Satanás en el mundo consiste en hacer que los hombres nieguen su existencia en nombre del racionalismo o de cualquier otro sistema de pensamiento que busque todas las escapatorias posibles para no admitir su obra » (3 de Agosto de 1986). El Papa Pablo VI decía, el 15 de Noviembre de 1972: « Una de las mayores necesidades de la Iglesia de hoy consiste en defenderse contra ese mal que llamamos demonio... Es el enemigo número uno, el tentador por excelencia. Sabemos que ese ser oscuro y perturbador existe realmente y que siempre está trabajando con traidora astucia. Es el enemigo oculto que siembra el error y la desgracia en la historia del hombre... Es el pérfido y astuto seductor que sabe insinuarse en nosotros a través de los sentidos, de la imaginación, de la concupiscencia, de la lógica utópica, y de los contactos sociales desordenados, con el fin de introducir en nuestros actos desviaciones tan nocivas como aparentemente conformes con nuestras estructuras físicas o psíquicas, o con nuestras aspiraciones instintivas y profundas ».

23 de marzo de 2011

Angeles buenos y malos (I)

No hay comentarios:

-Un día en que paseaba por un camino solitario y sombreado de la campiña - nos cuenta un sacerdote - me encontré, detrás de una espesura, a una anciana que cuidaba de sus ovejas, encorvada y apoyada en un bastón:

- Buenos días, Catinelle.

- Buenos días, señor cura y compañía.

- ¿Qué me dice, abuela? ¿No ve que voy solo? ¿Dónde está la compañía?

Al enderezarse pude ver su rostro arrugado y sus ojos claros y todavía hermosos. Y me dijo toda seria: - ¿Y qué me dice del ángel de la guarda?

- Perdone, abuela. Se me olvidaba el ángel de la guarda; gracias por recordármelo.

Monseñor Roncalli, el futuro Papa Juan XXIII, escribía lo siguiente a una de sus sobrinas, que era religiosa y que se llamaba sor Ángela: « Tu nombre de religión debe animarte a mantener relaciones familiares con tu ángel de la guarda, y también con todos los ángeles de la guarda de las personas que conoces y que amas en la Santa Iglesia y en tu congregación. ¡Qué gran consuelo poder sentir cerca de nosotros a ese ángel celestial, a ese guía de nuestros pasos, a ese testigo de nuestros actos más íntimos. También yo rezo la oración " Ángel de Dios, custodio mío " al menos cinco veces al día, y con frecuencia converso espiritualmente con él, en medio siempre de la calma y de la paz » (3 de Octubre de 1945).

Al hombre de hoy, acostumbrado a las disciplinas científicas, le repugna admitir la existencia de lo que no experimenta con sus sentidos y escapa a sus comprobaciones. Sin embargo, el Credo que rezamos en la Misa afirma que Dios es el Creador del cielo y, de la tierra, de todo lo visible e invisible. La profesión de fe del IV Concilio de Letrán (1215) afirma que Dios « al comienzo del tiempo, creó a la vez de la nada una y otra criatura, la espiritual y la corporal, es decir, la angélica y la mundana; luego, la criatura humana, que participa de las dos realidades, pues está compuesta de espíritu y de cuerpo». Tal es la enseñanza constante de la Iglesia.

La existencia de seres espirituales, no corporales, que la Sagrada Escritura llama habitualmente ángeles, es una verdad de fe, es decir, una verdad revelada por Dios. Y la fe en las verdades que Dios ha tenido a bien revelarnos es más segura que cualquier conocimiento humano, pues se basa en el propio testimonio de Dios, que no puede ni engañarse ni engañarnos. La Escritura, que es la Palabra de Dios (guardada, transmitida y explicada por la Iglesia), afirma con claridad la existencia de los ángeles. Existen desde la creación (cf. Jb 38, 7, donde los ángeles son llamados “hijos de Dios”) y a lo largo de toda la historia de la salvación: cierran el paraíso terrenal, protegen a Lot, salvan a Agar y a su hijo, detienen la mano de Abraham, la ley es comunicada por su ministerio, conducen el pueblo de Dios, anuncian nacimientos y vocaciones, asisten a los profetas, por no citar más que algunos ejemplos. Finalmente, el ángel Gabriel anuncia el nacimiento del Precursor (San Juan Bautista) y el del propio JESÚS (cf. Catecismo de la Iglesia Católica, 332).

Cristo es el Rey de los ángeles. Fueron creados por El y para Él (Col I, 16). De la Encarnación a la Ascensión, su vida está rodeada de la adoración y del servicio de los ángeles. Cantan alabanzas en su nacimiento y anuncian la Buena Nueva de la Encarnación a los pastores. Protegen la infancia de Cristo, le sirven en el desierto y lo reconfortan en la agonía. Comunican a las santas mujeres su resurrección. Con ocasión de su segunda venida estarán presentes al servicio del juicio del Señor (cf. CIC, 333)-

La vida de toda la Iglesia y de cualquier hombre se benefician de la ayuda poderosa de los ángeles. Desde la infancia a la muerte, la vida humana está rodeada de su custodia y de su intercesión. “Cada fiel tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducirlo a la vida” (San Basilio, PG 29, 656B).

“Nuestra fe nos enseña, decía el Papa Juan XXIII, que ninguno de nosotros se encuentra solo. En cuanto Dios crea el alma para un nuevo ser humano, especialmente cuando la gracia de los sacramentos lo envuelve con su inefable luz, un ángel que forma parte de las santas milicias de los espíritus celestiales es llamado para quedarse a su lado durante toda su peregrinación terrenal... En el transcurso de una conversación que mantuve con el insigne Pontífice Pío XI, éste me expuso un maravilloso secreto, confirmando con ello que la protección del ángel de la guarda siempre da alegría, que soluciona todas las dificultades y que reduce los obstáculos. Pío XI me confiaba lo que sigue: cuando tengo que hablar con alguien que sé que es refractario a algún razonamiento y con el que hay que recurrir a alguna forma de persuasión, le recomiendo entonces a mi ángel de la guarda que se lo explique todo al ángel de la guarda de la persona con quien debo entrevistarme. De este modo, una vez ambos espíritus superiores se han entendido entre sí, la conversación se desarrolla en las mejores condiciones y resulta fácil » (9 de Septiembre de 1962).

El padre Pío solía decir a sus amigos: « Cuando tengáis necesidad de mi oración, dirigíos a mi ángel de la guarda, mediante la intervención del vuestro ». En efecto, pues los ángeles de la guarda son mensajeros seguros y rápidos. Una anécdota ilustrará esta verdad: un autocar lleno de peregrinos, de camino hacia San Giovanni Rotondo, la residencia del padre Pío, se enfrenta durante la noche, en los Apeninos, a una espantosa tormenta. Llenos de pánico en medio de los relámpagos, los pasajeros recuerdan el consejo del padre, por lo que invocan a su ángel y salen indemnes de la prueba gracias a su auxilio. Al día siguiente, incluso antes de tener tiempo de contarle las peripecias de aquel viaje, el religioso les aborda sonriendo: « Y bien, hijos míos, esta noche me habéis despertado y he tenido que rezar por vosotros...». El ángel de la guarda había ejecutado fielmente su misión.

22 de marzo de 2011

Teleadicción

No hay comentarios:















http://www.divshare.com/download/14271528-45b

Viendo a sus hijos, por así decir, ausentes de la vida familiar, ensimismados y pasivos frente al televisor, Vd. se habrá interrogado en más de una ocasión sobre cuál será su futuro. Y, tal vez, inquieto y preocupado, habrá pensado si debería hacer algo.

Si Vd. es profesor, probablemente, al notar a sus alumnos cansados, nerviosos y excitados, habrá tenido la impresión de que su noble labor educativa está siendo sutilmente saboteada por un instrumento inmensamente seductor, frente al cual es muy difícil defenderse: la TV.

Miles de padres y de profesores tienen los mismos problemas y se hacen las mismas preguntas.
Pedagogos, psicólogos, médicos, sociólogos y especialistas en comunicación -cada uno en su campo específico- han observado que los efectos producidos por la visión indiscriminada de la TV no se reducen a la imitación de escenas violentas o eróticas, sino que afectan a la mente infantil y juvenil en lo que tiene de más central.

Y por eso alertan: el exceso de TV bloquea la capacidad de aprendizaje de niños y jóvenes; perturba el recto desarrollo de sus potencialidades intelectuales y morales; neutraliza, en no pequeña medida, el esfuerzo de padres y maestros para formar sana y moralmente a sus hijos y alumnos.

Estos especialistas concluyen sin vacilación: si sus hijos pasan numerosas horas ante la TV corren el riesgo de entrar intelectual, psíquica y moralmente mal preparados a la vida en sociedad y de frustrar su futuro profesional.

¡Cuidado! Sepa discernir los efectos nocivos producidos por el uso indiscriminado y abusivo de la TV. El futuro de sus hijos o alumnos está en juego. Vd. puede y debe salvarlos. Si lo hace, ellos, sus futuras familias y la sociedad entera se lo agradecerán. Y, sobre todo, se dará gloria a Dios y habrá paz en los hogares y en la sociedad.

Para ayudarle a encontrar una respuesta eficaz a estas cuestiones candentes, se ha preparado este trabajo, recogiendo la opinión de numerosos especialistas en la materia.

Tenemos la seguridad de que las revelaciones aquí contenidas podrán ser útiles a padres y profesores. Pero también a los alumnos, que envueltos por la fascinación de la televisión, pueden no percibir "ciertas cosas" que pasan dentro de sí mismos. Y muchas veces ni ellos, ni sus padres ni sus profesores saben explicar el por qué de ellas.

21 de marzo de 2011

PERDÓN, JUSTICIA, MISERICORDIA

No hay comentarios:
Lc 6:36-38:"Sed compasivos, como vuestro Padre es compasivo. No juzguéis y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados. Dad y se os dará; una medida buena, apretada, remecida, rebosante pondrán en el halda de vuestros vestidos. Porque con la medida con que midáis se os medirá."

¿Cual debe ser la característica básica de un cristiano? Reflejar el carácter de su Padre que está en los cielos. Dice la Palabra de Dios: "Sed perfectos como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto" (Mt 5,48). Todos sabemos que es prácticamente imposible que en nuestras propias fuerzas podamos alcanzar la perfección. Pero la gracia de Dios nos capacita para que al menos podamos ir acercándonos a esa perfección divina. Nosotros sabemos que Dios es compasivo. Él lo ha sido con nosotros en multitud de ocasiones. Él nos pide que mostremos esa actitud compasiva con nuestros semejantes. También sabemos que Él no vino a juzgarnos y condenarnos sino a salvarnos. Y Él nos pide que nuestra justicia no sea implacable sino misericordiosa. Además, el juicio se lo debemos dejar a Él. Muchas veces emitimos opiniones descalificando a otras personas y somos profundamente injustos porque no tenemos todos los datos que nos permitan el saber por qué esa persona actúa como actúa.

Y el perdón... ¡ay, el perdón! Qué difícil nos es el perdonar a aquellos que realmente nos han hecho mucho daño. Pero el perdón no es una opción. Es nuestra obligación. Sabemos que Cristo puso mucho énfasis en que perdonáramos a nuestro prójimo. El Padrenuestro dice "perdónanos nuestras ofensas ASÍ COMO nosotros perdonamos a los que nos ofenden". Cuando Pedro preguntó a Cristo cuantas veces hemos de perdonar al hermano que peca contra nosotros, el Maestro respondió que siempre (eso quiere decir setenta veces siete). No es fácil el perdón, hermanos. Y Dios lo sabe porque a Él le costó mucho perdonarnos con el sacrificio del Hijo en la cruz. Pero si Él pudo perdonarnos a pesar de que nosotros no lo merecíamos, Él tiene la autoridad para pedirnos que nosotros perdonemos a los que nos hacen mal. El perdón es el camino del amor. No podemos amar al prójimo como a nosotros mismos si primeramente no lo perdonamos. Y si no amamos al prójimo como a nosotros mismos, estamos fallando en el segundo mandamiento más importante de la Ley de Dios. Seamos pues comedidos en nuestros juicios y estemos siempre prestos a perdonar.

También nos pide el Señor que seamos generosos. Él nos ha dado todo, nos ha dado la vida eterna. Ahora nos pide que nosotros también demos de lo que es nuestro. A veces entendemos el dar como algo exclusivamente económico. Hay quienes piensan que dando una cantidad de dinero para determinada obra benéfica ya es suficiente. Pero Dios quiere que demos algo más que dinero. Nos pide que nos demos a nosotros mismos. Que entreguemos nuestras vidas en el servicio suyo y a los demás. Eso no tiene siempre por qué ser que nos vayamos de misioneros a un país lejano. Podemos entregarnos completamente en nuestras familias, en nuestras comunidades, en nuestras iglesias. Nos entregamos cuando visitamos a los que sufren y a los que han sufrido pérdidas familiares. Nos entregamos cuando dedicamos nuestro tiempo a enseñar a la gente que Dios es alguien que no está en un lugar lejano e inaccesible sino que vive en el corazón de quienes creen en Él. Hay muchas formas de entrega. Pedid a Dios que os enseñe la mejor forma en que podáis dar a los que necesitan de vuestros servicios. La mies es mucha y faltan obreros. Y os aseguro que aquel que da, recibe mucho más. El que sirve lleva el premio en su propia obra. Hay pocas cosas que puedan compararse al gozo de haber realizado el servicio al que Dios nos ha llamado. El premio de saber que Dios está contento porque le hemos sido fieles es mucho mayor que todo el bien que hayamos podido realizar.

Cristo acaba diciéndonos que con la medida que midamos, seremos medidos. Si eres un juez implacable no esperes otro juicio diferente al que tú emites sobre otros. Si amas poco, no esperes recibir mucho amor.

Os dejo con otros versículos que nos ayudan a entender lo que Dios quiere de nosotros: Lucas 7,47; Mateo 18,23-35.

Dios os bendiga.
Luis Fernando Pérez


¿Falta de sacerdotes?

6 comentarios:
Ayer fue el día del Seminario.

Los sacerdotes se hacen mayores y faltan nuevos sacerdotes que tomen el relevo. Puede ocurrir en un futuro no muy lejano, que haya dificultad para atender Parroquias, pero principalmente para celebrar Sacramentos, Eucaristía, Reconciliación...

Es un problema de nuestro tiempo.

Tal vez en cierto modo sea bueno que esto suceda. Así muchos cristianos DESPERTARAN cuando vean el problema estallar delante.

Tal vez esto, haga DESPERTAR la conciencia de que la IGLESIA no son sólo los curas y las monjas, sino que SOMOS TODOS LOS BAUTIZADOS.

Tal vez la apostasía final está cerca, y la venida gloriosa de Cristo también.

Sea lo que sea, estoy seguro de mi fe, y seguro de mi Dios. El permite, y saca bienes de los males.

20 de marzo de 2011

"Abre los ojos" ante los adivinos y falsos profetas

No hay comentarios:
Este video lo realicé yo mismo y lo subí a internet en Abril de 2007. Hasta la fecha ha recibido casi 25.000 visitas, lo cual me complace, aunque lo que verdaderamente me importa es que su mensaje sea recibido y actúe sobre quién pueda ser presa de los falsos profetas de nuestro tiempo. El enemigo, se trata de infiltrar por todas las rendijas posibles, para confundir a muchos. Por ejemplo: Puedes ver a uno de estos falsos profetas, usando imágenes de santos católicos, o incluso de Jesucristo o María. ¡NO LES CREAS!. Son falsos profetas que vienen a robarte la fe con la mentira de que pueden solucionarte un problema (a cambio de dinero), o adivinarte el futuro (que sólo CORRESPONDE A DIOS).

Si estás de acuerdo conmigo, y de que hay que combatir contra los demonios, poniendo LUZ donde hay tinieblas, pasa esto a tus conocidos. Puede que alguno abra los ojos, y puede que evites que otro caiga en la trampa. Recuerda: el demonio es astuto.

18 de marzo de 2011

LA LIMOSNA (4)

No hay comentarios:
La raíz de todo mal no es el dinero, sino el amor al dinero.

* * *

La caridad une a los hombres, el egoísmo los separa.

* * *

Los avaros obran como si jamás debiesen morir; porque nada dan, y todo lo conservan. Piensa tú, en cambio, que has de morir y acaso muy pronto, y así empezarás a dar a los necesitados y a ser desprendido.

* * *

¿Cómo podrán los ricos hacer bien y conquistar el Cielo? Esto lo podrán lograr valiéndose de sus riquezas. Jesucristo dice que los ricos es difícil que se salven (Mateo 19, 23), y es por tener el corazón demasiado apegado a las riquezas y vienen a ser incapaces de comprender y apreciar las cosas del Cielo. ¿Sabéis para qué se nos dan las riquezas? San Agustín contesta así: "Buenos son el oro y la plata, no porque nos hacen buenos, sino porque sirven para obrar el bien" Las riquezas como don de Dios son buenas. Lo que es malo es su abuso. El rico Epulón se condenó, no por ser rico, sino por haber usado mal de las riquezas. La Biblia maldice sus abusos y también a los ricos que la tienen y se complacen en ellas, despreocupándose de los demás. Las riquezas no son en sí pecado, pero, como dice San Juan Crisóstomo, "es un pecado no distribuirlas a los pobres y emplearlas en el mal". Viendo que tenemos la necesidad para comer y vivir, debemos ser desprendidos y saber darle cauce a nuestras riquezas. "Cuando están escondidas las riquezas, dice San Juan Crisóstomo, rugen como leones, y todo lo destruyen. Por el contrario, si la sacáis de su escondrijo, y las exponéis a la luz del día, entregándolas a los pobres, se convertirán de fieras en corderos, de escollo en puerto, y en vez de naufragio hallaréis la tranquilidad". San Basilio nos da este consejo: "No seáis, pues, como el avaro. Dad salida a las riquezas, como se da paso al río caudaloso dividiendo en pequeños cauces para que riegue la campiña, haced que vuestras riquezas discurran también por distintos caminos y lleguen a la casa de los pobres. El pozo del que continuamente se saca el agua, la mana siempre cristalina; si se la deja en reposo constante, se corrompe. Esa es la imagen de las riquezas, que atesoradas son inútiles, pero cuando se las mueve y pasan de unos a otros producen la comodidad y el bienestar común. Los hombres te alabarán y, sus alabanzas no serán sino un prólogo de las que ha de tributarte Dios.

* * *

El rico que creéis dichoso, se queja muchas veces, es desgraciado, suspira, gime y sufre: varios van detrás de él, como las moscas siguen la miel.

* * *

La gloria de las riquezas no brilla en las mesas espléndidas, sino en los socorros distribuidos a los desgraciados.

* * *

La limosna está ante la puerta del Infierno y no consiente que baje el que la ha hecho.

* * *

Rescatad vuestros pecados con la limosna (Daniel 4, 24)

* * *

La limosna purifica los pecados (Proverbios 15,27)

* * *

La limosna libra de la muerte, y ella es la que lava los pecados, y hace hallar misericordia y la vida eterna (Tobías 12, 9).

* * *

Excelente es la oración unida a la limosna (el angel a Tobías)

* * *

17 de marzo de 2011

LA LIMOSNA (3)

No hay comentarios:
Parte tu pan con el hambriento, alberga el pobre sin abrigo, viste al desnudo y no vuelvas tu rostro ante el hermano... Este es el ayuno que yo quiero (Isaías 58, 7 ss)

* * *

El que da al pobre, no conocerá pobreza; el que da al pobre, presta al Señor, y el Señor centuplicará sus bienes (Proverbios 28, 27).

* * *

Haced limosna y no apartéis vuestro rostro del pobre, sea quien fuere. Sé tan afable con los pobres como sea posible. Si tuvieres mucho, da con abundancia; si poco, da poco, pero de buena gana (Tobías 4, 7 ss)

* * *

Hijo mío, no prives de su limosna al pobre, ni separes de él tu mirada. No desprecies al que tiene hambre, y no entristezcas al pobre en su miseria. (Eclesiástico 4, 1 – 2)

* * *

No olvidéis la hospitalidad (Hebreos 13, 2).

* * *

No os olvidéis de ser bienhechores, y de dar parte de lo que tengáis a los que nada tienen; con semejante sacrificio nos haremos amigos de Dios (Hebreos 13, 16)

* * *

Hemos de aliviar al pobre con alegría (Romanos 12, 8)

* * *

Hijo mío, no mezcles reprimendas con la limosna que des, ni acompañes a tus favores palabras frías y amargas (Eclesiástico 18, 15)

* * *

Dad a los pobres, según podáis (Eclesiástico 14, 13)

* * *

Los avaros no poseerán el Reino de Dios. (I Corintios 6, 10)

* * *

Venid, benditos de mi Padre, tomad posesión del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo, porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; desnudo y me vestisteis... Y le responderán los justos: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, sediento y te dimos de beber?... Y el Rey les dirá: en verdad os digo que cuantas veces hicisteis eso a uno de estos mis hermanos menores, a Mí me lo hicisteis... (Mateo 25, 34 – 46)

* * *

Desnudo venimos a la luz del día,y desnudo la dejaremos; ¿para qué hemos de sudar en vano, viendo que la muerte no nos dejará nada?

* * *

¿Quieres ser rico?, pues no te afanes en aumentar bienes, sino en disminuir tu codicia.

* * *

La avaricia hace odioso al hombre, la liberalidad lo hace amable.

* * *

Muchos son los parientes del dinero, y no del rico.

* * *

El que da pronto, da dos veces.

* * *

Si queréis hacer bien, hacedlo pronto, porque todo retraso malea el beneficio.

* * *

Cadena de oración supersticiosa

2 comentarios:
Hoy ha llegado a mi correo la siguiente cosa:

Léelo en voz baja

Señor Jesús: ''Perdona mis pecados, Te amo mucho, te necesito para siempre ,estás en lo más profundo de mi corazón, cubre con tu sangre preciosa, a mi familia, MI casa, mi hogar, mi empleo, mis finanzas, mis sueños, mis proyectos y a mis Amigos'

Pasa esta oración a 15 personas (mínimo), Recibirás un milagro mañana. No lo ignores. Yo lo envie a más de 15...

'DIOS TE BENDIGA'
SIEMPRE


Os comento:

La primera parte de la oración es una buena intención, ya que debemos pedir y orar, y es muy bueno.

La segunda parte es innecesaria. Porque Dios no pide a nadie esa clase de oraciones en las que hay que "hacer eso", para que "Dios haga". No podemos poner condiciones a nadie para rezar, y menos condicionar la respuesta de la petición a Dios con enviar o no enviar este mensaje a otras personas. Eso es caer en superstición, y eso y cosas similares que últimamente están por ahí no lo enseña nuestra Santa Iglesia Católica.

Dios los bendiga a todos. Si conocen a alguién que cae en esto, avisenle. No vaya a ser que no reciban el milagro que piden y se decepcionen después.




16 de marzo de 2011

LA LIMOSNA (2)

No hay comentarios:
Las riquezas afluyen a las manos de los que las distribuyen con largueza (San Clemente de Alejandría).

* * *

Sin misericordia para los pobres es imposible conseguir misericordia (San Cipriano).

* * *

Las riquezas no son de sí pecado; pero es un pecado no distribuirlas a los pobres y emplearlas en el mal. (San Juan Crisóstomo).

* * *

Las riquezas son semejantes a la serpiente, el que las recoge sin mil precauciones, siente pronto que su alma está aprisionada y mordida (San Clemente de Alejandría)

* * *


Jesucristo quiere que lo alimentéis; quiere que le deis vestidos para vestiros. Despreciad, pues, el dinero para no ser despreciados; para llegar a ser ricos, dad con largueza; para recoger, sembrad a imitación del labrador (San Juan Crisóstomo)

* * *

El rico no puede salvarse sin la limosna. Lo superfluo del rico pertenece al pobre, el que lo guarda, guarda lo que no es suyo (San Agustín)

* * *


Da tu pan al hambriento y de tus vestidos al desnudo. Todo cuanto te sobrare dalo de limosnas, y no se te vayan los ojos tras lo que dieres. (Tobías 7, 16)

* * *


No alleguéis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín los corroen y donde los ladrones los horadan y roban...atesorad tesoros en el Cielo....Donde está tu tesoro, allí estará tu corazón (Mateo 6, 19 – 21)

* * *

Mejor es dar limosna que acumular tesoros; pues la limosna libra de la muerte y limpia de todo pecado. (Tobías 12, 4 - 7 ss)

* * *

15 de marzo de 2011

LA LIMOSNA (1)

No hay comentarios:
La limosna es el camino real que conduce pronto al Cielo. El que hace limosna pone su fortuna en lugar seguro; por medio de los pobres la coloca en el Cielo. De todas las artes la limosna es la más lucrativa (San Juan Crisóstomo)

* * *

La limosna nos asegura la posesión del Cielo. El que no puede llevar consigo lo que tiene, no es rico; porque lo que tenemos que dejar aquí en la tierra, no nos pertenece, es de los demás (San Ambrosio)

* * *

Si tenéis más de lo necesario para comer y vestir, dadlo y sabed que lo superfluo no es vuestro y debéis consagrarlo al sostenimiento de los pobres (San Jerónimo).

* * *

¿Os inquietan los tesoros? Dadlos a los pobres, y los volveréis a encontrar en el Cielo, en donde están completamente seguros... Ser avaro no es sólo amar el dinero, sino perseguir algo con inmoderado ardor. Cualquiera que desee más de lo que necesita, es avaro. (San Agustín)

* * *

No se encierre vuestra alma en un vil metal, elévese, al contrario, al Cielo (San Jerónimo).

* * *

¿Quién es el verdadero rico? El que nada desea. ¿Quién es el verdadero pobre? El avaro... El que quiera ser rico en Dios no amontone dinero.

* * *

Así como el grano de trigo arrojado en el surco da beneficios al labrador, el pan que se da al menesteroso produce el ciento por uno... El que os ha dado bienes os pide limosna por boca de los pobres; prestadle y os será ventajoso... El pan que retienes es del hambriento; el vestido que guardas en el arca es del desnudo; el calzado que se apolilla y el dinero que encierras, es del necesitado. (San Basilio).

* * *

TERREMOTO Y TSUNAMI EN JAPON

No hay comentarios:
Ya lo advirtió el apostol Santiago, cuando escribió así:

5:1 ¡Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán.
5:2 Vuestras riquezas están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla.
5:3 Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros.
5:4 He aquí, clama el jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado por vosotros; y los clamores de los que habían segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos.
5:5 Habéis vivido en deleites sobre la tierra, y sido disolutos; habéis engordado vuestros corazones como en día de matanza.
5:6 Habéis condenado y dado muerte al justo, y él no os hace resistencia.
________________________

He aquí la noticia:

El terremoto de Japón podría costarle más de 150 millones de dólares a Warren Buffett


El terremoto que sacudió Japón el pasado viernes, provocando un tsunami y una crisis nuclear, está pasando ya factura a la economía nipona. Mientras, los mercados tratan de sobreponerse a la catástrofe, al igual que aquellos inversores con mayor exposición al país asiático. El financiero estadounidense Warrent Buffett, que acaba de comprar una química por casi 10.000 millones, encabeza la lista de los inversores más castigados por el seísmo con pérdidas estimadas de más de 150 millones de dólares, según cálculos del diario Financial News, debido al desplome en bolsa de sus participadas Swiss Re y Munich Re.

"Los daños nucleares, tanto instalaciones como responsabilidad civil, no son cubiertos por las aseguradoras privadas.

La agencia de calificación crediticia Standard&Poor's tiene, sin embargo, una visión diferente. Según S&P, Swiss Re y Munich Re tendrán que hacer frente a un primer trimestre de "pérdidas catastróficas". Por su parte, Stefan Schuermann, analista de Vontobel Holding, asegura en declaraciones aBloomberg que "este terremoto va a ser más costoso para la industria de seguros que el seismo de Kobe en 1995, cuyas pérdidas superaron los 3.000 millones de dólares".

____________________________________________________________________



14 de marzo de 2011

¿QUE EDAD TIENE TU IGLESIA?

No hay comentarios:
Queridos amigos que estáis fuera de la IGLESIA CATÓLICA, esto es algo que debéis saber. Es importante. ¿Cuando fue fundada tu Iglesia?

_______________________________________


SI ERES LUTERANO, tu religión fue fundada por Martín Lutero, un ex monje de la Iglesia Católica, en el año 1517.

Si PERTENECES A LA IGLESIA DE INGLATERRA, tu religión fue fundada nor el rey Enrique VIII en el año 1534, porque el Papa no le permitió el divorcio con derecho de volver a casarse.

SI ERES PRESBITERIANO, tu religión fue fundada en Escocia por John Knox, el año 1560

SI ERES CONGRESIONALISTA, tu religión fue originada por Roberto Brown, en Holanda, el año 1582.

SI ERES BAUTISTA, debes el contenido de tu religión a John Smith, quien la comenzó en Ámsterdam en 1606.

SI ERES HOLANDES REFORMISTA, reconoces a Michael Jones, como fundador de tu iglesia, porque originó tu religión en Nueva York en 1628.

SI ERES PROTESTANTE ANGLICANO, tu religión es una rama de la iglesia de Inglaterra fundada por Samuel Seabury en las colonias americanas en el siglo XVII.

SI ERES METODISTA, tu religión comenzó por medio de John y Charles Wesley en Inglaterra en 1744.

SI ERES UNITARIO, Teófilo Lindey fundó tu iglesia en Londres en 1774.

SI ERES ADVENTISTA, debes reconocer a G. Miller como fundador de tu secta en 1831, y que de ella se separó en 1845 el grupo de los Adventistas del Séptimo Día, formado por José Bagers, Santiago While y Elena G. White.

SI FORMAS PARTE DEL LLAMADO EJERCITO DE SALVACION, tu secta comenzó en Londres, con Guillermo Booth, en 1865.

SI PERTENECES A LA SECTA DENOMINADA «TESTIGOS DE JEHOVA, debes saber que tu religión fue fundada por Carlos Taze Rusell en 1870 y modificada por su discípulo Rutherford en 1918.

SI ERES UN CIENTIFICO CRISTIANO mirarás el año 1879 como el año en que nació tu religión, que fue fundada por la señora Mary Baker Eddy.

SI ERES CATOLICO APOSTOLICO Y ROMANO, tu sabes que tu Religión fue fundada el año 33 de la era cristiana por Jesucristo, el Hijo de Dios, y que no ha cambiado desde entonces.

LOS PROTESTANTES nunca fueron de Jesucristo. Jesús Dios fundó SU Iglesia sobre la roca inconmovible de PEDRO (San Mateo, XVI, 18)
SABES TAMBIEN. QUE JESUCRISTO DIJO: «Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros disfrazados con pieles de ovejas, mas por dentro son lobos voraces. Por sus frutos u obras los conoceréis» (San Mateo, XVI, 15-16)

Y QUE ASIMISMO, JESUCRISTO DIJO: “En tal tiempo, si alguno os dice: el Cristo o Mesías está aquí o allí, no lo creáis; porque aparecerán falsos Cristos y falsos profetas y harán alarde de grandes maravillas y prodigios, de manera que aun los escogidos, si posible fuera, caerían en el error” (San Mateo, XXIV, 23-24).

Por consiguiente, no te dejes engañar por los llamados «pastores» protestantes de cualquier secta que sean, que quieran con sus falsas doctrinas apartarte de la Iglesia Católica Apostólica y Romana, que es la única verdadera, fundada por Nuestro Señor Jesucristo, que es, como El mismo lo dijo, «el Camino, la Verdad y la Vida» (San Juan XIV, 6).

13 de marzo de 2011

EL ACTO PENITENCIAL DE LA MISA

No hay comentarios:

El Celebrante besa el Altar y extiende ese beso de Jesús a los fieles [Boletín de enero]. Cristo hace presencia donde dos o más se reúnen en su nombre. Pero ¿realmente es en su nombre? ¿No habrá egoísmos –incluso espirituales- que impiden, puesto que donde no hay amor no está Dios? Entonces, para poder continuar la Celebración, lo primero que se necesita es el reconocimiento de nuestro pecado y de nuestra actitud de pecadores. Y un segundo paso más esencial todavía: pedir perdón a Dios y “a vosotros hermanos”, y que éstos buenos hermanos rueguen unos por otros para poder formar así esa unidad (comunidad) a la que pueda llegar y “hacer morada” el Cristo real de la Eucaristía.

Lo cierto es que ese acto penitencial de la Misa está descafeinado por la rutina, por las prisas. Lo que indica la Instrucción del Misal es que se haga una pausa. Y debiera ser lo suficientemente “pausa” como para dar lugar a ese “sentirse pecador”

11 de marzo de 2011

LA COMUNIÓN EN LA MANO

6 comentarios:





RECUPERACIÓN DE UN RITO EUCARÍSTICO DE LOS PRIMEROS SIGLOS

San Cirilo de Jerusalén, en el Domingo de Pascua del año 348, predicaba a los nuevos cristianos: “Cuando te acerques a comulgar, haz con tu mano derecha un trono a tu izquierda que recibirá al Rey. En el hueco de la mano recibe el cuerpo de Cristo, y responde amén. Después consúmelo, teniendo cuidado de no perder nada de Él”.

* * *
(Se concedió a España la práctica de poner el pan consagrado en manos de los fieles, por decreto de la Sagrada Congregación para los Sacramentos de 12 – II – 1976)

* * *

(No olviden los fieles que su mano izquierda hace de patena, y, en consecuencia, si al recibir la sagrada forma cayera alguna partícula en la palma de la mano procuren no tirarla, sino consumirla con la lengua)

* * *

Asimismo se recuerda a determinados sacerdotes y fieles, que durante la consagración, en la Santa Misa, sigue siendo obligatorio arrodillarse, algo que últimamente se está olvidando e incumpliendo: Jesús es nuestro Amigo, pero como Dios merece también el culto de latría, de adoración; respeto, adoración, que no le dan los que no se arrodillan en la consagración.