11 de julio de 2010

LA HUMILDAD Y EL DESPRENDIMIENTO

1. LA HUMILDAD

La soberbia es el gran pecado de la humanidad y es causa de otros muchos:

• Desune y crea problemas familiares y personales.
• Crea actitudes violentas.

La persona soberbia:

- Quiere tener razón en todo.
- No sabe escuchar y se impone.
- Sólo apetece que hablen bien de ellos.
- Teme el quedar mal o no ser estimado.
- Le sienta mal cualquier corrección.
- Se cree necesario en todo.
- Habla mucho de sí misma.
- Interrumpe constantemente en la conversación.
- Le cuesta manifestar sus defectos.
- No admite el perdón hacia los demás.
- Es vanidosa y desea aplausos.
- Quiere hacerse interesante.
- No acepta como Dios la ha hecho.
- Busca honores, puestos, alabanzas.
- Se desanima en sus fracasos.


2. DESPRENDIMIENTO

- Desapego de todo lo terreno. Usar de las cosas, pero sin apego.
- Generosidad: la pobre de los dos reales. Lo vio el Señor y la alaba.
- Vuestros pequeños donativos. Vuestros alimentos para el equipo de caridad.
- Los pobres son más generosos y dan.
- No codiciar lo ajeno.
- pagar el salario justo.
- No subir injustamente los precios
- No emplear las influencias –enchufe- quitando el puesto a otro.
- dar el justo peso o medida.
- No cobrar intereses abusivos.
- No Malgastar o derrochar
- No dejar de ayudar por egoísmo
- El dinero de Jesús.
- Pecados de ambición: no rehuir cargos, apostolados. Que no cuenten contigo para nada, no complicarte la vida.
Publicar un comentario

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes