¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

6 de junio de 2010

MURMURAR y JUZGAR

MURMURAR: difundir los defectos del prójimo no estando este presente.

- No se debe estar revolviendo en los defectos de los demás;(todos tenemos defectos.).

- La crítica y la murmuración sin causa justificada tiene como objetivo DESTRUIR. Y es muy sencillo destruir. Lo difícil es construir y unir.

- Construir: Hablar bien de todo el mundo;(todos tenemos virtudes y cosas buenas).

- Elogiar las cosas buenas del otro, es bueno, y se debe hacer siempre que se pueda.

- Todos tenemos derecho a que se reconozcan nuestros méritos.

- La crítica sólo interesa si existe una causa justificada. Dar un consejo a otro, prevenir a alguien de un mal o un peligro, etc.

NO JUZGUÉIS…(Mt.7, 1): Condenar al prójimo por lo que yo veo en sus sentimientos o en su conducta, o en sus intenciones. El refrán “Piensa mal y acertarás” es contrario a la Doctrina de Jesucristo.
- no juzgar sin motivo las acciones, las intenciones o la conducta de los demás.

- La caridad es paciente, es benigna…no piensa mal…todo lo excusa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo tolera (1 Co 13,4-5-7).

- “No admitas un mal pensamiento de nadie, aunque las palabras u obras del interesado den pie para juzgar así razonablemente”(Camino n.442).

- No quieras juzgar. Cada uno ve las cosas desde su punto de vista, y las limitaciones propias, y las propias pasiones nublan muchas veces la vista.

- Procurad adquirir las virtudes que creéis faltan en vuestros hermanos, y ya no veréis sus defectos, porque no los tendréis vosotros (S. Agustin). El refrán “Cree el ladrón que todos son de su condición” concuerda con la Doctrina de Jesucristo.

Si no queremos ser condenados por Dios, no condenemos nunca al prójimo.
Es difícil juzgar al prójimo justamente.
Publicar un comentario