30 de septiembre de 2009

Aumentar el tráfico

No hay comentarios:
COMO AUMENTAR EL TRÁFIJO WEB

El tráfico es la clave del éxito de la presencia en internet, por lo tanto es fundamental realizar un esfuerzo continuo con el objetivo de aumentar y mantener el tráfico hacia nuestro sitio web. Este tráfico puede llegar procedente de las siguientes fuentes:
• Motores de búsqueda: Son la fuente principal de tráfico en internet.
• Pagando publicidad: En programas como Google Adwords.
• Vínculos desde otras páginas web: Existen numerosos servicios de intercambio de vínculos en la red, aunque estos no son recomendables. Los motores de búsqueda detectan este tipo de programas de intercambio y degradan el ranking de nuestra página. Lo que interesa, es publicar contenido de calidad con regularidad, de tal forma que otros webmasters encuentren útil crear vínculos hacia nuestra página, para dar un valor añadido al contenido de su propio sitio. Otra forma de conseguir vínculos que apunten a nuestra página, es participar activamente en la red, en blogs y foros, introduciendo siempre un vínculo hacia nuestro sitio, en nuestra firma.
• Emails: No es recomendable realizar el envío masivo de correos electrónicos no solicitados, los programas anti Spam se han encargado de restar el atractivo que esta forma de publicidad disfrutó en su día. Sin embargo el correo electrónico continua siendo muy efectivo, si se realiza de la forma adecuada. Yo recomiendo utilizar alguna aplicación que facilite la suscripción voluntaria de los visitantes a nuestro sitio web, al envío periódico de newsletter, o mejor aún, de RSS Feed to Email, que remitirá de forma periódica, las actualizaciones que se produzcan en nuestro sitio web. Es importante que permitan, de manera sencilla, darse de baja de la suscripción. También es muy útil, introducir un vínculo a nuestra página, en la firma de todos nuestros correos electrónicos.
• Blogs y RSS Feeds: La información publicada en los blogs, es indexada por los motores de búsqueda mas rápido que la publicada en páginas web, además cuentan con la posibilidad de proporcionar RSS Feeds de una manera sencilla, los cuales permiten notificar de forma automática cualquier modificación que se introduzca en el blog. Yo recomiendo la utilización simultánea de blog y página web, introduciendo numerosos vínculos entre ambos que, como consecuencia, incrementaran su ránking.
• Redes sociales: Tales como FaceBook, han proporcionado una nueva dimensión a la distribución de la información, convirtiéndose en uno de los elementos más importantes de que disponemos para generar tráfico.
Para conseguir tráfico, debemos diseñar nuestro sitio de una forma ordenada. A continuación se relacionan algunas consideraciones a tener en cuenta, a la hora de elaborar y mantener nuestra página web:
• Mantener centrado el tema de nuestro sítio web: Es imprescindible para conseguir tráfico de valor. Cuanto mas se ciña a un tema central, el contenido será mejor indexado por los motores de búsqueda resultando en un mejor ranking. Hacerlo, aumenta la densidad de palabras claveen nuestro dominio, convirtiendo a nuestro sitio en un experto del tema de que se trate, generando confianza en los visitantes y, por tanto, fidelizando el tráfico.
• Proporcionar información útil: La mejor manera de que las visitas regresen, es introducir información que sea de utilidad. Por ejemplo artículos del tipo Como hacer algo…, que den respuesta a necesidades de la gente, que le resuelvan problemas. Hay que dotar a la página de un valor añadido, que haga que nos ganemos la confianza de las visitas, de manera que estas regresen una y otra vez. Este tipo de artículos, nos facilitará vínculos desde otras páginas que harán subir el ranking de nuestro sitio, en los motores de búsqueda.
• Elegir palabras clave adecuadas: Al objeto de que los motores de búsqueda den como resultado alguna de nuestra páginas, al introducir el visitante potencial, una cadena de texto, es imprescindible que la elección de las palabras clave que se introducen en nuestra página, sea la correcta. Hay que hacer una investigación de las palabras clave, y optimizar en consonancia nuestro sitio web, con el objetivo de incrementar el tráfico.
• Mantener un diseño simple y accesible: Esto asegurará una descarga rápida. La barra de navegación debe permitir llegar a cualquier página en tres clicks como mucho. Un mapa del sitio facilitará la navegación al visitante y también a los motores de búsqueda.
• Poner un título adecuado: Que represente con claridad el contenido de la página. Cuando los motores de búsqueda listen las páginas, el título aparecerá al lado del vínculo, deberá contener las palabras clave adecuadas, para aumentar las posibilidades de que el visitante lo clickee.
• Añadir contenido de calidad periódicamente: Por dos razones fundamentalmente; teniendo muchas páginas aumenta la posibilidad de que algunas tengan un ranking elevado, los motores de búsqueda indexan con mayor frecuencia cuando se producen cambios y los visitantes vuelven cuando hay contenidos nuevos.
• Mantenerse activo en internet: Participando activamente en foros y blogs. Tener un blog genera tráfico de otros blogs y de los motores de búsqueda.
Conseguir tráfico y fidelizarlo, es una tarea ardua que exige esfuerzo y constancia, tener en cuenta las puntos tratados, a la hora de diseñar nuestra página, sin duda ayudará a conseguir que avancemos en el camino correcto.

Cómo sacar el máximo partido a tu canal en YouTube

No hay comentarios:
Presentación de las posibilidades de YouTube de Google en la Campus Party 2008

26 de septiembre de 2009

Una noche en la Ópera, escena del camarote

No hay comentarios:

La escena del camarote de los hermanos Marx la recuerda casi todo el mundo, aunque no se acuerde del título de la película.

Tengo esta película grabada en video cassette E-180 first line hg "super high grade".

El video lo encontré en youtube.


24 de septiembre de 2009

Por que en las sectas no dan sermones sobre la Virgen Maria?

No hay comentarios:

Cuando fue el ultimo sermon que escuchaste sobre la virgen maria.

Las Iglesias evangelicas tienen vedado hablar sobre la virgen María a pesar de que en la Biblia se dice que yodas las generaciones la llamaran bienaventurada, en las sectas o iglesias evangelicas se dan sermones de David , de Salomon, de Moises de todos los personajes del Antiguo Testamento pero hablar de la Madre de Nuestro Señor es un tema vedado. Extraño no? misterio espiritual?


"¡Desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada!" Lucas 1,48

Por medio de estas palabras que María dijo inspirada por el Espíritu Santo, describiría cual sería la actitud que el pueblo de Dios tendría con ella por todas las generaciones. El pasaje es realmente revelador en tiempos como hoy cuando muchos cristianos no-católicos piensan que al venerar a María como madre del Señor se le quita la gloria que solo corresponde a Dios, pero aquí vemos todo lo contrario. Aquellos llenos del Espíritu Santo no dudarán en alabar a María y llamarla "bienaventurada".

Es importante notar también el verdadero sentido del pasaje. El pasaje no dice: "Todas las generaciones sabrán que soy bienaventurada", o "Todas las generaciones dirán que fui bienaventurada", sino que va mucho más allá: "Todas las generaciones me llamarán bienaventurada", la llamarán a ella, desde ese momento y en el futuro, dirigiéndose a ella directamente, porque Dios, no es un Dios de muertos sino de vivos.

¿Eres tu uno de los que pertenecen a las generaciones de los que hablaba María?, no dudes en llamarla bienaventurada, a ella. Como lo hizo el ángel Gabriel por orden de Dios:

"Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»" Lucas 1,26-28

Como lo hizo su prima Isabel cuando la llamó "Madre del Señor"

"y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí?" Lucas 1,43

La palabra utilizada para Señor en griego es Kyrios, palabra con que la Biblia Griega designa a Yahveh que es Dios de Dioses y Señor de Señores (Deuteronomio 10,17 y Salmo 136,2-3) y que en el Nuevo Testamento solo se da a Cristo dejando claro que le reconoce sin la más mínima duda como Dios. Es por eso que cuando Isabel llama a María "Madre de mi Señor" le está llamando "Madre de Dios", y por eso podemos decir sin ningún temor a equivocarnos que María es realmente Madre de Dios (Que no es lo mismo a creadora de Dios).

Ni siquiera el primer reformador protestante negó a María el título de Madre de Dios a quien veneró hasta su muerte rezando el Magnificat:

"«Al llamar [a María] "Madre de Dios" se compendia todo su honor y nadie puede decir algo más grande, aunque tuviera tantas lenguas como las hojas o plantas de hierba que existen, como estrellas en el cielo o arenas en el mar»." Martín Lutero, «Das Magnificat», W 7, 572-573.

Isabel inspirada por el Espíritu Santo también la llamó "Bendita entre las mujeres"

"Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno;" Lucas 1,41-42

Isabel fue una de las que pertenecía a la generación del pueblo de Dios que no temía ofender a Dios por llamar a María bienaventurada.

María fue la primera cristiana creyente de la nueva alianza:

"Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.»" Lucas 1,38

Fue la que guardaría y practicaría la palabra de Dios, guardándola en su corazón:

"María, por su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón." Lucas 2,19

El cristiano católico debe tener claro que la adoración solo se debe a Dios, pero a María hay que amarla y honrarla por ser quien es, la madre del Rey y Señor y por tanto la Reina. Recordemos que en el reinado de David siempre la reina era la madre y tenía un trono al lado del rey:

"Entró Betsabé donde el rey Salomón para hablarle acerca de Adonías. Se levantó el rey, fue a su encuentro y se postró ante ella, y se sentó después en su trono; pusieron un trono para la madre del rey y ella se sentó a su diestra. Ella dijo: «Tengo que hacerte una pequeña petición, no me la niegues.» Dijo el rey: «Pide, madre mía, porque no te la negaré.»" 1 Reyes 2,19-20

20 de septiembre de 2009

¿Pensando en abortar?

1 comentario:









¿PENSANDO EN ABORTAR?

¿EMBARAZO INESPERADO?

NOS IMPORTA TU FELICIDAD

http://www.pensandoenabortar.org/index.html


Si necesitas contactar con nosotros, puedes hacerlo en el teléfono de atención 24 horas:
692 27 86 79


Nuestra dirección postal es calle Martí, 18 Bajos. Barcelona.(Con cita concertada) Te atenderemos también en el correo:
info@pensandoenabortar.org

14 de septiembre de 2009

¿Yoga cristiano?

No hay comentarios:
Recomendamos mucha cautela:

-Los centros de yoga suelen ser lugares de promoción (velada o abiertamente) para las creencias orientales, el hinduismo y la nueva era. Se ofrece literatura, otras reuniones... El ambiente va influyendo paulatinamente.

-Los libros de yoga pueden incluir enseñanzas hindúes o de la nueva era.

-El cristiano no debe tratar de poner su mente en "blanco", hacer "mantras" o tener "experiencias" extrasensoriales. ¡Cómo le gusta al enemigo de Dios que la gente se relaje y ponga su mente en blanco cuando él está rondando! Una mente abierta a que entre cualquier espíritu sería fácilmente penetrada por el demonio. La oración cristiana se centra en Jesucristo Nuestro Señor de manera que la mente se somete a El. No permitimos cualquier intruso.


MÁS INFORMACIÓN: http://www.corazones.org/apologetica/practicas/yoga.htm

http://www.aciprensa.com/controversias/yoga.htm

13 de septiembre de 2009

Sin obras puras, la fe no basta para salvarse, recuerda el Papa

No hay comentarios:
"¿Quién es para ti Jesús de Nazaret?", pregunta a los creyentes


CASTEL GANFOLFO, domingo, 13 de septiembre de 2009 (ZENIT.org).- Benedicto XVI explicó este domingo que si la fe no está acompañada por obras puras no es sincera y por tanto no lleva a la salvación.

Al comentar los pasajes del Nuevo Testamento de la liturgia de este domingo, el pontífice planteó dos preguntas a los peregrinos congregados en el patio de la residencia pontificia de Castel Gandolfo"¿Quién es para ti Jesús de Nazaret?" y "Tu fe, ¿se traduce en obras o no?".

La primera pregunta la había planteado Jesús, en el pasaje evangélico de este domingo, y recibió la respuesta de Pedro: "Tú eres el Cristo", como aclaró el Papa, "el Mesías, el consagrado de Dios enviado para salvar a su pueblo".

Ahora bien, como recordó su mismo sucesor en la sede de Roma, "inmediatamente después de esta profesión de fe, sin embargo, cuando Jesús por primera vez anuncia abiertamente que tendrá que sufrir y morir, el mismo Pedro se opone a la perspectiva de sufrimiento y muerte".

"Entonces Jesús tiene que reprenderle con fuerza para darle a entender que no basta creer que Él es Dios, sino que movidos por la caridad es necesario seguirle por su mismo camino, el de la cruz".

Por eso, aclaró el pontífice, "Jesús no ha venido para enseñarnos una filosofía, sino para mostrarnos un camino, es más, el camino que lleva a la vida. Este camino es el amor, que es la expresión de la verdadera fe".

"Si uno ama al prójimo con corazón puro y generoso, quiere decir que conoce verdaderamente a Dios --advirtió--. Si, por el contrario, uno dice que tiene fe, pero no ama a los hermanos, no es un verdadero creyente. Dios no vive en Él".

El Papa subrayó esta verdad citando un pasaje de san Juan Crisóstomo, el padre de la Iglesia cuya fiesta celebraba la liturgia este día, cuando decía: "uno puede tener una recta fe en el Padre y en el hijo, así como en el Espíritu Santo, pero si no sigue la recta vía, su fe no le servirá para la salvación"

El Santo Padre concluyó presentando el ejemplo de María, "que creyó en la palabra del Señor, no perdió su fe en Dios cuando vio a su Hijo rechazado, ultrajado y crucificado, sino que permaneció a su lado, sufriendo y orando, hasta el final. Y vio la aurora radiante de su Resurrección".

"Aprendamos de Ella a testimoniar nuestra fe con una vida de humilde servicio, dispuestos a pagar el precio necesario para permanecer fieles al Evangelio de la caridad y de la verdad, seguros de que no se pierde nada de lo que hacemos", concluyó.

La Eutanasia en los animales

No hay comentarios:
Ponemos "a dormir" a los animales porque su sufrimiento no tiene sentido. No pueden enfrentar la muerte con fortaleza y entereza. Por lo tanto, nuestra única respuesta posible a su tribulación es ponerle fin a su sufrimiento lo antes posible.

Lo que los animales necesitan en sus últimos días es que los traten humanitariamente; lo que los seres humanos necesitan en sus últimos días es que lo tratemos humanamente, es decir, como seres humanos dignos de respeto -ofreciéndoles nuestra compañía, dándoles ánimo para mantener su fortaleza y, cuando el dolor es grave, proveyéndoles lo mejor que la medicina puede ofrecer para aliviar su dolor. Pero no podemos tratar a las personas como a los animales, con la inyección lista para "ponerlos a dormir". No, debemos respetar su dimensión espiritual y el plan de Dios para sus vidas.

Fuente: http://es.catholic.net/abogadoscatolicos/449/888/articulo.php?id=5295

Mas información aquí:

- El momento de la despedida: http://www.mascotasyhogar.com/mascotas/guiasapoyo/especiales/?pagina=mascotas_guiasapoyo_especiales_034_034

- Cuando es lícita la eutanasia animal
http://www.mascotasyhogar.com/mascotas/guiasapoyo/salud/?pagina=mascotas_guiasapoyo_salud_010_010#

5 de septiembre de 2009

CONDICIONES PARA LA ORACION CONTEMPLATIVA.

No hay comentarios:
CONDICIONES PARA LA ORACION CONTEMPLATIVA.

1. Fe

Creer que Dios está presente. Vivo en la fe, la fe que me dice Dios está aquí. ¿Lo veo? No ... simplemente lo sé.

2. Deseo inicial de oración y perseverancia

A esto llama Santa Teresa "determinada determinación", que se requiere para iniciar el camino de oración y para mantenerse en él. Esta determinación es necesaria para poder enfrentar las resistencias que vamos a tener. Estas vienen de nuestro interior y del exterior.

Los primeros obstáculos que se anteponen a la oración son el temor y la duda. Y el Demonio tienta con la duda para que no comencemos. Y con el temor para que, una vez tomada la decisión y haber comenzado, no continuemos con la oración de silencio.

Otra tentación puede ser pensar que se está muy avanzado en años para la contemplación. Pero nunca es tarde para empezar. Siempre hay obreros de última hora, también en la oración.

Pero la determinación no es sólo necesaria para el arranque inicial, sino sobre todo para continuar en el camino. Recordemos que el Enemigo no quiere que oremos, mucho menos que lleguemos a la oración contemplativa.

3. Pureza de corazón

Buscar a Dios por lo que es y no por lo que da. "Buscar no los consuelos de Dios, sino el Dios de los consuelos" (Sta. Teresa de Jesús). Se trata de buscar al Señor y no los dones del Señor. Se debe esperar al Señor que es el imprevisible por excelencia y no los dones del Señor.

Esto implica que se debe ir a la oración desapegado. Y esto significa estar dispuesto a aceptar la manera que el Señor elija para encontrarse El con nosotros: puede ser árida, fervorosa, sensible, contemplativa. El orante va a dar su vida, su ser, su "nada". En una palabra: se va a la oración a "dársele" uno a Dios.

4. Humildad

La Contemplación es don "que no se puede merecer" (Santa Teresa). ¡Es un super-privilegio! Reconocerse "nada" ante Dios … pues lo somos … Y reconocernos indignos de ser consentidos por el Señor con dones contemplativos.

Dios es el "Todo". Sus creaturas nada somos, nada podemos, nada tenemos fuera de El. Creer esto de veras es comenzar a ser humilde.

5. Sencillez, pobreza e infancia espiritual

"Yo te alabo, Padre, porque has mantenido ocultas estas cosas a los sabios y entendidos y las has revelado a los sencillos. Sí, Padre, así te pareció bien" (Mt 11, 25).

Hacernos sencillos, es decir, sabernos incapaces, para poder recibir en la oración la Sabiduría que viene de Dios.

Hacernos pobres en el espíritu para dejarnos colmar de todos los bienes del Señor, a través de la oración.

Hacernos pequeños para que Dios pueda crecer en nosotros a través de la oración.

Hacerse niños para poder creer y confiar en Dios nuestro Padre como los niños confían en sus padres.

6. Entrega de la voluntad

La Oración de Contemplación requiere una entrega total, un "sí" incondicional y constante. Buscar a Dios para dárnosle, sólo porque El es. El orante "ha de ir contento por el camino que le llevare el Señor" (Santa Teresa).
Entregar la voluntad es ir conformando la voluntad con la de Dios; no imponerle a Dios nuestra propia voluntad.

Entregar la voluntad es ir aceptando los planes de Dios para nuestra vida; no es imponer a Dios nuestros propios planes.

Entregar la voluntad es cooperar con los proyectos que Dios tiene para nuestra existencia; no es exigir a Dios Su cooperación para los proyectos que nosotros nos hemos hecho.

Entregar la voluntad es esperar pacientemente el momento del Señor, pues Dios tiene sus ritmos y sus tiempos. "Su Majestad sabe mejor lo que nos conviene; no hay para qué aconsejarle lo que ha de dar".

Entregar nuestra libertad para que El pueda hacer en nosotros según Su Voluntad es condición importante para la Contemplación.

7. Desapego de lo creado:

Memoria del Creador,
olvido de lo creado,
atención al interior
Y estarse amando al Amado.
(San Juan de la Cruz)

Al tener un apego irresistible a Dios, estamos en el desapego.

8. Vivir el presente

Para orar hay que centrarse en el momento presente. No hay que hurgar en el pasado -salvo en los casos en que debemos revisarlo para corregir nuestras tendencias. Tampoco hay que pensar en el futuro, sobre nuestros planes y deseos.

Hay que estar en el ahora: aquí está Dios. La siguiente experiencia mística puede mostrar cuán importante es esta condición para la oración:

"Estaba lamentándome del pasado
y temiendo el futuro.
De repente mi Señor estaba hablando:
MI NOMBRE ES 'YO SOY' ...
Cuando vives en el pasado con sus errores y pesares, es difícil, Yo no estoy allí.
MI NOMBRE NO ES 'YO FUI' ...
Cuando vives en el futuro con sus problemas y temores, es difícil. Yo no estoy allí.
MI NOMBRE NO ES 'YO SERE' ...
Cuando vives en este momento, no es difícil.
Yo estoy aquí.
MI NOMBRE ES 'YO SOY'"
(Poema de Hellen Mallicoat).

9. Se requiere soledad y silencio:

Hay que empezar por crear soledad. "Así lo hacía El siempre que oraba", dice Santa Teresa. Soledad para entender "con Quién estamos".

Silencio del cuerpo y de la mente para buscar a Dios en nuestro interior.

Es en el silencio cuando Dios se comunica mejor al alma y el alma puede mejor captar a Dios.

En el silencio el alma se encuentra con su Dios y se deja amar por El.

Las cosas que suceden en el alma son como algo que sucede en las profundidades del mar. Arriba en el mar hay turbulencia, pero mientras más se baja, hay total y absoluto silencio.

El deseo de buscar silencio y soledad es un síntoma de que estamos llegando a la verdadera oración.

En el caso de los Dominicos, Santo Domingo de Guzmán quería que en las comunidades se generara un ambiente adecuado para la contemplación. Se hablaba de la santísima ley del silencio, que si era quebrantada por algún fraile, éste debía ser corregido con penas graves. Esta ley manifestaba que sin silencio, no había predicación, porque no había contemplación.


10. Nuestra participación en la oración

La persona debe poner su deseo y su disposición, principalmente su actitud de silencio (apagar ruidos exteriores e interiores).

El silencio aún no es contemplación, pero es el esfuerzo que Dios requiere para dársenos y transformarnos.

Hay que ir con un corazón dispuesto. Nuestra alma es como las tinajas de las Bodas de Caná. Hay que llenarlas de agua, bien hasta los bordes, para que el Señor transforme ese agua.

Nosotros llenamos las tinajas como los sirvientes de las Bodas de Caná, es decir, aportamos nuestra buena voluntad (quiero amar, entregarme a El).

Pero Jesús es el que puede transformar el agua en vino, es decir, transforma nuestra entrega en su Amor.


11. La participación de Dios

La participación de Dios escapa totalmente nuestro control, porque El -soberanamente- escoge cómo ha de ser su acción en el alma del que ora.

En ese silencio de la oración contemplativa Dios puede revelarse o no, otorgando o no gracias místicas o contemplativas. Esta parte, el don de Dios, no depende del orante, sino de El mismo, que se da a quién quiere, cómo quiere, cuándo quiere y dónde quiere.

La efectividad de la oración contemplativa no se mide por el número ni la intensidad de las gracias místicas. Se mide por la intensidad de nuestra transformación espiritual: crecimiento en virtudes, desapego de lo material, entrega a Dios, aumento en los frutos del Espíritu, etc.

ARIDEZ:

La participación de Dios puede ser en aridez. Cuando ésta venga –que vendrá- hay que tener cuidado, porque puede convertirse en una tentación.

Pudiera suceder que cuando ya hemos avanzado algo en la oración o cuando estamos agobiados de trabajo y se descuide la oración, se comience a creer que la oración de contemplación no es para uno. Ese sería un triunfo del Demonio, pues hace todo lo que puede para que nos quedemos exteriorizados.

Cuando estemos en aridez, más hay que adorar. Puede ser cansado. Es como sacar agua del pozo, en vez de recibirla por irrigación o –mejor aún- de la lluvia (cf. Santa Teresa de Jesús).

La aridez es parte del camino de oración. Porque creer en el Amor de Dios no es sentir el Amor. Es, por el contrario, aceptar no sentir nada y creer que Dios me ama.

Así que no hay que juzgar la vida de oración según ésta sea árida o no. La sequedad es un dolor necesario. No podemos amar a Dios por lo que sentimos, sino por lo que El es.

La aridez es necesaria para ir ascendiendo en el camino de la oración. Así que, viéndolo bien, la aridez es un don del Señor, tan grande o mayor que los consuelos en la oración.

Con la aridez el Señor nos saca del nivel de las emociones y nos lleva al nivel de la voluntad: oro aunque no sienta porque deseo amar al Señor.

La aridez, entonces, cuando no es porque nos hemos alejado del Señor por el pecado o por no orar, es un signo de progreso en la oración.

CONCLUSION:

La oración contemplativa es siempre una experiencia transformante, haya gracias místicas o no, estemos en aridez o no.

Y recordemos: orar se aprende orando, "sin desfallecer", como dice el Señor. La única forma de aprender a orar es: orar, orar, orar.

Adoración
la más alta forma de oración

Fuente: http://www.homilia.org/oracion/6condicionesOracContemplat.htm