¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

24 de septiembre de 2009

Por que en las sectas no dan sermones sobre la Virgen Maria?

Cuando fue el ultimo sermon que escuchaste sobre la virgen maria.

Las Iglesias evangelicas tienen vedado hablar sobre la virgen María a pesar de que en la Biblia se dice que yodas las generaciones la llamaran bienaventurada, en las sectas o iglesias evangelicas se dan sermones de David , de Salomon, de Moises de todos los personajes del Antiguo Testamento pero hablar de la Madre de Nuestro Señor es un tema vedado. Extraño no? misterio espiritual?


"¡Desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada!" Lucas 1,48

Por medio de estas palabras que María dijo inspirada por el Espíritu Santo, describiría cual sería la actitud que el pueblo de Dios tendría con ella por todas las generaciones. El pasaje es realmente revelador en tiempos como hoy cuando muchos cristianos no-católicos piensan que al venerar a María como madre del Señor se le quita la gloria que solo corresponde a Dios, pero aquí vemos todo lo contrario. Aquellos llenos del Espíritu Santo no dudarán en alabar a María y llamarla "bienaventurada".

Es importante notar también el verdadero sentido del pasaje. El pasaje no dice: "Todas las generaciones sabrán que soy bienaventurada", o "Todas las generaciones dirán que fui bienaventurada", sino que va mucho más allá: "Todas las generaciones me llamarán bienaventurada", la llamarán a ella, desde ese momento y en el futuro, dirigiéndose a ella directamente, porque Dios, no es un Dios de muertos sino de vivos.

¿Eres tu uno de los que pertenecen a las generaciones de los que hablaba María?, no dudes en llamarla bienaventurada, a ella. Como lo hizo el ángel Gabriel por orden de Dios:

"Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»" Lucas 1,26-28

Como lo hizo su prima Isabel cuando la llamó "Madre del Señor"

"y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí?" Lucas 1,43

La palabra utilizada para Señor en griego es Kyrios, palabra con que la Biblia Griega designa a Yahveh que es Dios de Dioses y Señor de Señores (Deuteronomio 10,17 y Salmo 136,2-3) y que en el Nuevo Testamento solo se da a Cristo dejando claro que le reconoce sin la más mínima duda como Dios. Es por eso que cuando Isabel llama a María "Madre de mi Señor" le está llamando "Madre de Dios", y por eso podemos decir sin ningún temor a equivocarnos que María es realmente Madre de Dios (Que no es lo mismo a creadora de Dios).

Ni siquiera el primer reformador protestante negó a María el título de Madre de Dios a quien veneró hasta su muerte rezando el Magnificat:

"«Al llamar [a María] "Madre de Dios" se compendia todo su honor y nadie puede decir algo más grande, aunque tuviera tantas lenguas como las hojas o plantas de hierba que existen, como estrellas en el cielo o arenas en el mar»." Martín Lutero, «Das Magnificat», W 7, 572-573.

Isabel inspirada por el Espíritu Santo también la llamó "Bendita entre las mujeres"

"Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno;" Lucas 1,41-42

Isabel fue una de las que pertenecía a la generación del pueblo de Dios que no temía ofender a Dios por llamar a María bienaventurada.

María fue la primera cristiana creyente de la nueva alianza:

"Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.»" Lucas 1,38

Fue la que guardaría y practicaría la palabra de Dios, guardándola en su corazón:

"María, por su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón." Lucas 2,19

El cristiano católico debe tener claro que la adoración solo se debe a Dios, pero a María hay que amarla y honrarla por ser quien es, la madre del Rey y Señor y por tanto la Reina. Recordemos que en el reinado de David siempre la reina era la madre y tenía un trono al lado del rey:

"Entró Betsabé donde el rey Salomón para hablarle acerca de Adonías. Se levantó el rey, fue a su encuentro y se postró ante ella, y se sentó después en su trono; pusieron un trono para la madre del rey y ella se sentó a su diestra. Ella dijo: «Tengo que hacerte una pequeña petición, no me la niegues.» Dijo el rey: «Pide, madre mía, porque no te la negaré.»" 1 Reyes 2,19-20

Publicar un comentario