¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

6 de octubre de 2008

Religión a la carta

Dice uno:

"Soy católico, porque me identifico con sus valores"

Me gustan sus valores.

Vamos, que soy cristiano.

Pero, escucha un momento, dice este.

Hay cosas de la Iglesia que no me gustan, y por tanto no las creo.

Por ejemplo, aquel dogma, pues si, pero este, pues como que no.

Es que no me entra en la cabeza, no lo veo lógico.

Pero yo soy católico, sigue diciendo este.


--------------------------------------------

¿ y quién te ha dicho a ti, que para que una cosa sea verdad, te tiene que entrar en la cabeza primero?

A mi las matemáticas no me entran en la cabeza. No las soporto, y no tengo más remedio que usar la calculadora, porque si no no se cuanto dinero necesito. Tengo que creer en las matemáticas, no me queda otro remedio, aunque no lo entienda.

---------------------------------------------

Ejemplo 2: Yo soy católico, pero eso de ir a Misa, eso no es para mi. La Misa no me entra en la cabeza, creo que no es necesario ir a Misa para salvarse. La Misa es un rollo, y me limita la vida, porque no puedo hacer lo que quiero.

RESPUESTA:
El aire no es para mi. Me gusta más vivir sin aire, porque eso del aire, a mi no me entra en la cabeza, porque no lo veo.

Las ondas hertzianas no existen, porque no las veo, y además, ¿que me importan a mi las ondas hertzianas? Yo me compro una radio, y que le den a las ondas hertzianas, que ni las veo, ni las entiendo, ni me sirven para nada.

El hombre no ha estado nunca en la luna, porque yo no he estado allí para verlo, y lo de la tele pudo ser un invento de los americanos.


---------------------------------------------------------

Ejemplo 3:

Yo eso de la Misa, pues mira, que no, que yo creo que sin ir a Misa soy buena persona, y no necesito más, además como soy bueno, iré al cielo, bueno, si es que existe, porque lo mismo no existe nada después, y total, ¿entonces para que me voy a calentar la cabeza?


RESPUESTA:

Ya. Y Cristo fue insultado, escupido, injuriado, fragelado, coronado de espinas, traspasado su cuerpo por clavos, por una lanza, y entonces dijo, no te acuerdes de esto, hijo que sufrí mucho. Ya. ¿No dijo? HACED ESTO EN RECUERDO MIO, Y TOMAD Y COMED TODOS DE EL, PORQUE ESTO ES MI CUERPO?
Publicar un comentario