¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

18 de octubre de 2008

1971 - Mi bautizo

No hay comentarios:

Gracias a Dios, mis padres me bautizaron pronto y en la Iglesia Católica. Soy hijo de Dios, y la puerta del cielo está a mi alcance. El Bautismo es la puerta a la Gracia de Dios.

13 de octubre de 2008

Enviado por la Iglesia

No hay comentarios:
En el día de ayer los que han recibido del Señor el poder transmitir a los demás la Palabra de Dios, fueron enviados por la Iglesia.

Este pobre que les escribe, también acudió a la invitación de la Iglesia, para que esta orara también por mi, y así fuera enviado, no en mi propio nombre, para que hable en mi propia opinión, ni transmitiendo lo que a mi me parezca, sino enviado por la Iglesia para transmitir la Palabra de Dios.

Por eso, realicé la siguiente promesa:

Prometo transmitir fielmente la Palabra de Dios, de la cual hemos sido
constituidos mensajeros, a fin de que cobre fuerza y vigor en el corazón de los catequizandos.

De este modo, si es Palabra de Dios, ya no es mi palabra la que transmito. Si me envía la Iglesia, ya no voy en mi propio nombre, sino en el Nombre del Señor.

¿Es que acaso soy yo mejor que otros? ¿Soy yo mejor que vosotros y por eso tengo este privilegio?

No. No soy mejor que vosotros. Sólo que el Señor se fijó en mí, debido a mis pecados, se compadeció de mí por mi miseria y debilidad. No tengo más privilegio que el ser pecador, y he aceptado la voz del Señor que nos ha dicho: "convertíos y creed en el Evangelio". He aceptado su llamada, El ha hecho cosas grandes en mi, y por eso, ahora quiero devolver gratis a los demás, lo que El me ha dado gratis.

No voy a imponer a nadie, voy a proponer. Se que la conversión es el proceso de toda una vida, y que el final es la santidad. Por eso, se que voy a tener fallos y caídas, pero voy a confíar en el Señor una vez más, y voy a tratar de ser fiel a su voz en todo momento.

Que nadie vea en mi a uno que se cree sabio y que lo sabe todo mejor que nadie, porque no me creo eso. Pero de lo que he visto, de eso hablo.

Que nadie vea en mi a uno que se cree mejor que otro por aceptar el Evangelio, porque nunca me creo mejor que nadie.







CELEBRACIÓN DEL ENVÍO DE LOS CATEQUISTAS
RITO DEL ENVÍO pués de la homilía)

1. Monición

Hermanos y hermanas: nuestra comunidad parroquial, signo de toda la Iglesia, ha concedido a algunos hermanos nuestros transmitir la Palabra de Dios mediante el ministerio catequético, para que crezcamos juntos en la fe, en la esperanza y en la caridad. Pidamos para ellos el don del Espíritu Santo y la gracia de la palabra.

2. Exhortación a los enviados: (Acérquense los que van a recibir la misión de catequizar!
Queridos hermanos y hermanas: Dios, nuestro Padre, reveló y realizó su designio de salvar al mundo por medio de su Hijo Jesucristo, quien confío a su Iglesia esta misión de predicar el Evangelio a toda criatura.

Como catequistas que explicáis la Palabra de Dios, vais a contribuir a esta misión confiada a la Iglesia. Vuestra tarea será exponer la Palabra de Dios en la catequesis explicándola y, de esta forma, educar en la fe a los niños, a los jóvenes y a los adultos. Así, por vuestra labor podrán llegar a conocer al Dios Padre de Jesucristo y alcanzar la vida eterna.
Cuando expliquéis la Palabra de Dios a los demás, no olvidéis, dóciles al Espíritu Santo, escucharla primero y conservarla en vuestro corazón. Que vuestra vida sea testimonio de Jesucristo dentro de la comunidad cristiana y que ésta pueda ser ofrecida como punto de referencia de la catequesis que realizamos.

3. Oración por los enviados
Pidamos, queridos hermanos y hermanas, a Dios Padre, que bendiga a estas hijas e hijos suyos destinados al servicio de la catequesis para que cumpliendo fielmente la tarea que se les confía, proclamen a Jesucristo y den así gloria al Padre que está en los cielos. (Todos oran en silencio)
Dios Padre, que has confiado a tu Iglesia la misión de anunciar el Evangelio a los hombres y mujeres de todos los tiempos: bendice + y acepta a estos catequistas para que sean fieles dispensadores de la Palabra de la Verdad. Envía tu Espíritu sobre estas hermanas y hermanos nuestros, infundiendo en sus corazones el amor y el celo de tu Reino. Pon en sus labios tu Palabra de salvación y concédeles la alegría de poder colaborar en tu obra. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén

4. Promesa de los catequistas (El sacerdote mostrando la Biblia o el leccionario pregunta a los catequistas)

¿Prometéis transmitir fielmente la Palabra de Dios, de la cual habéis sido constituidos mensajeros, a fin de que cobre fuerza y vigor en el corazón de los catequizandos?

Catequistas: Sí, prometo.
(A continuación, los catequistas van besando el libro y se retiran a su sitio. Mientras, la asamblea acompaña con un canto apropiado

6 de octubre de 2008

Religión a la carta

No hay comentarios:
Dice uno:

"Soy católico, porque me identifico con sus valores"

Me gustan sus valores.

Vamos, que soy cristiano.

Pero, escucha un momento, dice este.

Hay cosas de la Iglesia que no me gustan, y por tanto no las creo.

Por ejemplo, aquel dogma, pues si, pero este, pues como que no.

Es que no me entra en la cabeza, no lo veo lógico.

Pero yo soy católico, sigue diciendo este.


--------------------------------------------

¿ y quién te ha dicho a ti, que para que una cosa sea verdad, te tiene que entrar en la cabeza primero?

A mi las matemáticas no me entran en la cabeza. No las soporto, y no tengo más remedio que usar la calculadora, porque si no no se cuanto dinero necesito. Tengo que creer en las matemáticas, no me queda otro remedio, aunque no lo entienda.

---------------------------------------------

Ejemplo 2: Yo soy católico, pero eso de ir a Misa, eso no es para mi. La Misa no me entra en la cabeza, creo que no es necesario ir a Misa para salvarse. La Misa es un rollo, y me limita la vida, porque no puedo hacer lo que quiero.

RESPUESTA:
El aire no es para mi. Me gusta más vivir sin aire, porque eso del aire, a mi no me entra en la cabeza, porque no lo veo.

Las ondas hertzianas no existen, porque no las veo, y además, ¿que me importan a mi las ondas hertzianas? Yo me compro una radio, y que le den a las ondas hertzianas, que ni las veo, ni las entiendo, ni me sirven para nada.

El hombre no ha estado nunca en la luna, porque yo no he estado allí para verlo, y lo de la tele pudo ser un invento de los americanos.


---------------------------------------------------------

Ejemplo 3:

Yo eso de la Misa, pues mira, que no, que yo creo que sin ir a Misa soy buena persona, y no necesito más, además como soy bueno, iré al cielo, bueno, si es que existe, porque lo mismo no existe nada después, y total, ¿entonces para que me voy a calentar la cabeza?


RESPUESTA:

Ya. Y Cristo fue insultado, escupido, injuriado, fragelado, coronado de espinas, traspasado su cuerpo por clavos, por una lanza, y entonces dijo, no te acuerdes de esto, hijo que sufrí mucho. Ya. ¿No dijo? HACED ESTO EN RECUERDO MIO, Y TOMAD Y COMED TODOS DE EL, PORQUE ESTO ES MI CUERPO?

La falsa tolerancia

No hay comentarios:
Somos libres. Tenemos libertad de expresión. Di lo que quieras.

Pero no me hables de eso, que eres un pesado.

Si me hablas de eso, me voy a ofender.

No insistas.

Tu no quieres hablarme de eso, tu lo que quieres es imponerme tu pensamiento.

Tu tienes tu verdad y yo tengo la mía.

Cállate! que me molestas.

Somos libres. Tenemos libertad de expresión. Di lo que quieras.

800 millones de personas pasan hambre.

No hay comentarios:
La pobreza extrema sigue siendo una realidad cotidiana para más de 1.000 millones de seres humanos que subsisten con menos de 1 dólar por día. El hambre y la malnutrición afectan a un número poco menor de personas, pues hay: más de 800 millones de personas cuya alimentación no es suficiente para satisfacer sus necesidades energéticas diarias. En el caso de los niños pequeños, la falta de alimentos puede ser peligrosa porque retarda su desarrollo físico y mental y pone en peligro su supervivencia. Más de una cuarta parte de los niños menores de 5 años de los países en desarrollo sufren de malnutrición.Superar la pobreza y el hambre es un objetivo alcanzable. En Asia se han logrado reducciones espectaculares de la pobreza: el número de personas que viven con ingresos inferiores a 1 dólar por día se redujo en casi 250 millones entre 1990 y 2001, que fue un período de rápido crecimiento económico. En los 10 últimos años, el hambre se redujo en un 25%, como mínimo, en más de 30 países. De los cuales, 14 se encuentran en el África subsahariana, la región más afectada por el hambre y la malnutrición.

FUENTE: http://www.un.org/spanish/millenniumgoals/poverty.shtml

5 de octubre de 2008

Es fácil hablar

No hay comentarios:
Yo creo en Dios....dice uno

Yo creo en algo.....dice otro

Yo creo, pero a mi que no me digan que tengo que creer, yo creo a mi manera, dice otro.

Yo soy buena persona, por lo tanto si Dios es bueno, yo me salvo seguro, piensa otro.

Yo no robo, no mato, no miento, soy por tanto bueno, no necesito ni a Dios, ni a la religión..

___________________________________________________

¿Te identificas con algo de esto?

Si es así, te diré. Te han confundido. Te has confundido.

No se trata de creer en Dios, SINO DE CREER A DIOS.

No se trata de creer en algo, sino de creer en TODO lo que Dios ha revelado.

No se trata de creer a tu manera, sino de CREER como Dios te enseña por medio de su Santa Iglesia.

No se trata de decir, soy buena persona, sino de demostrarlo haciendo lo que Dios manda.

Si tu crees que eres bueno, y que vas a ir al cielo, pero sin que Dios intervenga, y que no necesitas a Dios, alguién te ha engañado. Satanás, quiere tenerte, y si no rectificas te tendrá.

Si crees que no rompes nunca un plato, y que por tanto no tienes necesidad de acudir a Dios, te digo lo mismo. TE HAN ENGAÑADO, y te tienen pillado, esperando a tu muerte para llevarte al infierno.

Dios es bueno, pero es también justo. No lo olviden, amigos.

Hay personas que dicen creer en Dios, pero quieren vivir su vida a su manera, no como Dios les enseña. Como se creen a si mismos buenos, pues poco pueden necesitar de Dios, a lo mejor en los momentos malos si le invocan.

Hay algunos que piensan que pueden construirse la religión a la carta. La Iglesia es un restaurante, y yo fabrico el menú, y le pido al camarero lo que me interesa. Lo fácil, lo que no me exija mucho sacrificio.

Otros critican a la Iglesia por no querer darles el menú que les gusta. ¿Apoyas el aborto, la homosexualidad, la eutanasía? Entonces, si la Iglesia no te da lo que pides, no quieres trato con ella. Eso no es justo.

La Iglesia no puede cambiar a tu capricho, la Iglesia tiene los mandamientos de Dios, y no los puede cambiar. ¿No lo sabías? La Iglesia no se pertenece. La Iglesia es de Dios, no de los hombres.

Otros piensan que la religión es un engaño del hombre para manipular. ¿Que más da que haya dado frutos tan buenos como los que han dado los santos? Eso no importa para ellos, para ellos lo que importa es creer que todo es un engaño. Es mejor creer en lo que me de la gana.

Otros no van a la Iglesia, porque algunas personas no han sido coherentes con su fe, o han sufrido algún trauma de jóvenes por malos comportamientos de los demás. ¿Y que culpa tenemos los demás? ¿Y que culpa tiene Dios de eso?

Otros no van a la Iglesia nunca, porque creen que hay cosas más importantes en la vida, que dar culto a Dios al menos el domingo. La Iglesia dice, "comulguen al menos una vez al año", y dicen algunos, es que no tengo tiempo, porque tengo que atender a mi familia, ir a la playa, salir al campo, o lo que quieran.

Algunos dicen creer en Dios, pero piensan que en ellos está la clave para ir al cielo. No en lo que Cristo hizo en la cruz. No desean el infierno, pero piensan que el cielo lo pueden ganar ellos con sus méritos, sin contar con Cristo. ¿Para que tengo que ir yo a Misa? Pues, querido amigo, tienes que ir a Misa, porque Cristo está allí esperándote. Es un mínimo acto de obediencia, porque el te lo quiere dar todo, pero tu tienes que poner algo de tu parte. ¿Que no vas a Misa porque no la entiendes? Pues ¿A QUE ESPERAS PARA APRENDER? No habrá más Misas un día. Ahora es la oportunidad para salvarse.

¿Se puede ofender alguién por tratar uno de hacerle un bién?

No hay comentarios:
¿Se puede ofender alguién por tratar uno de hacerle un bién?

Si. Se puede. No importa que el bién que quieres hacerle a la otra persona, sea la cosa más grande del mundo. No importa que esa cosa que quieres hacer por la otra persona sea ofrecerle la posibilidad de ser más feliz o de salvarse al final de su vida. ¿Hay algo más grande que esto?

Si la otra persona no desea lo que le ofreces, o simplemente cree que eres tonto porque lo que le ofreces no es cierto, y sólo un tonto habla de cosas que no son verdad, entonces, no tienes nada que hacer, más que callar, o prepararte para la discusión.

Si señores, los demás creen que uno es tonto, aunque no te lo digan. Lo creen, aunque no lo digan, y lo nieguen. Si te dice una persona que te respeta tus creencias y a continuación te dice que la Biblia no es la Palabra de Dios, sino trata de levantar sospechas de dudas sobre si es simplemente un texto manipulado por conveniencia por parte de algunos hombres, entonces, es que piensas que soy tonto del todo, pero no me lo dices.

Y si no lo piensas, entonces te estás engañando a ti mismo, y conmigo no estás siendo sincero.

Y si después de esta explicación, me siguen diciendo que uno no es tonto por ofrecer la felicidad según la verdad revelada por Dios mismo, entonces los que tienen que revisar su estado actual, son ustedes, y no yo.

¿Que por qué?

Porque están ustedes admitiendo que yo viva en una mentira (según ustedes). Les da igual mi vida, porque si no quieren lo que les ofrezco de parte de Dios, y tampoco me dicen abiertamente que soy un tonto por creer, creo que los que hacen esto, tienen un problema. No se ofendan, por favor.

Hablemos de la fe cristiana por ejemplo. Creo que es un tema importante. No todos pensaran igual. Yo te respeto, si no piensas igual. ¿me respetarás tu a mi?

Yo diré. Si eres católico hay que ser coherente con lo que se cree. El otro dirá, yo creo a mi manera. Y acabará ofendiendose porque cree que trato de obligarle a creer en lo que yo creo.

No se trata de eso. Esa no es mi intención. Por supuesto que quiero que crean lo mismo en lo que yo creo. Porque estoy convencido de que es verdad y de que es bueno, pero ¿Porqué siempre me tienen que acusar de que quiero obligar a los demás a creer? Eso no es verdad. Si quieren ir al infierno, yo no podré obligarles a ir al cielo, aunque lo desee con toda mi alma. No confundan que hable con entusiasmo y pasión en lo que creo, con tratar de imponerles nada. No confundan el que hable con libertad en lo que creo, con un intento de querer obligarles a hacer nada en contra de vuestra libertad. Las cosas no son así.

Los demás actúan como quieren, y yo los tengo que respetar, pero ¿a mi, quién me respeta?

¿Sómos católicos? ¿Entonces porqué no actuamos con coherencia?

Se trata de que creen que soy tonto por creer en lo que creo. Ese es el punto.

¿Todavía no lo entiendes?

Si tu no quieres creer en lo que te propongo como una verdad revelada de Dios, y encima me dices que tu crees en lo que te da la gana, y encima te ofendes conmigo porque trato de darte mi visión del asunto, entonces es que crees que soy tonto.

Con el orgullo y la soberbia dominandote, para la otra persona, no será importante que tu quieras su bién. Eso no lo verá. Sólo verá que estás tratando de imponerle algo en lo que no cree, y entonces se ofenderá, o se incomodará. Y al final acabarás siendo un agresor y un un maleducado, soberbio y orgulloso, a pesar de que lo que buscabas era hacerle un gran bién a otra persona. Eso no importará.

Es triste, pero así funciona el hombre y la mujer que no conoce a Dios. No te domina la humildad, sino el orgullo de querer tener razón, y además acabas creyéndote bueno y sabio, y cuando el otro le dice a esa persona que no quiere imponerle nada, acabará diciéndote que si que se lo quieres imponer, y que quieres obligarla a pensar como tu, y que la estás atacando, la estás faltando al respeto, la estás poniendo como una inferior y tu te estás poniendo como un ser superior.

Eso ocurrirá.

¿Que hacer entonces?

Miren. Yo no me puedo callar, porque aunque no hablara yo, las piedras lo harían.

Satanás existe, los demonios existen, y están consiguiendo su objetivo. Han plantado en el mundo un cacao en las mentes de las personas, que ya no saben en que creer.

Y los que creemos, estamos siendo considerados como tontos por parte de los otros.

Realmente no me importa que me consideren un tonto por creer en Dios y tratar de cumplir sus mandamientos. Yo se que esto pronto o más tarde tiene que ser así, porque el discípulo no es más que el Maestro.

Lo único que pasa, es que feliz, lo que se dice feliz no podré estar nunca, al saber que personas a las que quería, no les importó lo que les tenía que decir. Ni siquiera me quisieron dar la oportunidad de comprobar si lo que les decía era verdad. Y un día no estaremos aquí, y ya será tarde para hablar. Después, cuando llegue la noche a nuestro cuerpo mortal, ya no habrá más ocasiones ni de hablar, ni de discutir.

Y yo sólo quise hacer el bién. ¿Porqué se ofenden?