¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

21 de marzo de 2008

LO QUE LA IGLESIA LE AHORRA AL ESTADO

La Iglesia ahorra al Estado casi tres mil millones de euros
José Luis Turiel
14-05-2007


(CAMINEO.INFO) - Ciudad Real/ESPAÑA .- Fernando Giménez Barriocanal, vicesecretario de Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española, habló ayer sobre la financiación en el ciclo de conferencias de la fundación Juan Pablo II, explicando la situación económica de la Iglesia y cómo se financia la misma.

"Genera cierto prejuicio hablar del dinero de la Iglesia, este hecho es debido a la falta de conocimiento de la realidad de la Iglesia y de cómo se financia".

Durante la conferencia explicó dos puntos, el primero trató de entender en qué se gasta el dinero la Iglesia y el segundo de dónde sale este dinero.

"La Iglesia no es una institución jurídicamente hablando, pero dentro de ella hay distintas entidades como: la Nunciatura, La Conferencia episcopal, las diócesis, las congregaciones religiosas, las parroquias y los monasterios de clausura", aseguró que cada institución tiene su economía y su autonomía, pero no existe como tal una economía consolidada de la Iglesia.

"Los bienes de la Iglesia son únicamente para alcanzar sus propios fines: sostener al clero y a sus ministerios, realizar obras de apostolado, es decir, anunciar la buena noticia y mantener el culto divino". "Estos fines no se pueden desunir".

La Iglesia asiste: 107 centros hospitalarios que atienden a 400.000 personas, 128 ambulatorios, 58.000 asistidos en casa para ancianos, 11.000 en orfanatos, 73 centros para reclusos en libertad condicional, 24 para enfermos del SIDA. Mucha gente en el PSOE que no quería una solución razonable.

Labor en la educación

"La Iglesia ahorra al Estado casi tres mil millones de euros". Barriocanal se refería así a la diferencia de coste que implica un colegio concertado frente a uno público. "Un colegio público es mucho más caro que uno concertado".

Más de siete millones de personas tienen la necesidad vital de asistir a la Eucaristía cada domingo, por eso la Iglesia está ofreciendo un servicio a la sociedad que lo solicita.

La Iglesia tiene mucho patrimonio pero esos bienes no generan recursos. La Iglesia es tan sólo depositaria del patrimonio, y ese patrimonio no es enajenable. "Todos nos beneficiamos del patrimonio de la Iglesia".

"La Iglesia se financia con las aportaciones de los fieles. Las necesidades de la Iglesia están cifradas en 600 millones de euros, de ese dinero, el 75% proviene de las aportaciones de los fieles: colectas ordinarias, suscripciones periódicas y las herencias.

Con respecto a la colaboración del Estado, Barriocanal explicó que el Estado tiene que colaborar con la Iglesia en primer lugar por una razón histórica. Antes de que el Estado confiscara los bienes a la Iglesia, (procedentes de las aportaciones de los fieles), la Iglesia podía vivir de sus propios frutos, sin embargo después de esta "confiscación", en la segunda mitad del siglo XIX el Estado comenzó a colaborar económicamente con la Iglesia.

En segundo lugar, en el siglo XXI, el Estado debe tratar de satisfacer las necesidades de los ciudadanos, e igual que la cultura y el deporte lo financia el Estado con los impuestos de los contribuyentes porque son demandas sociales, los servicios que la Iglesia ofrecen, también son necesarios para gran parte de la sociedad, explicó. "No tenemos que vivir acomplejados".

Acuerdos Iglesia-Estado

El tres de enero de 1979 se firmaron los Acuerdos Iglesia-Estado, Éste es un acuerdo Constitucional, no es un privilegio concedido por nadie. Es un acuerdo que prevee un sistema de colaboración económica, recogido en el artículo 16 de la Constitución. El acuerdo 1979 establecía que estado iba a colaborar con iglesia facilitando un porcentaje del IRPF de aquellos que quisieran colaborar.

En 1988 el Gobierno, cuando se implantó este sistema, decidió unilateralmente establecer un porcentaje claramente insuficiente, además de otras cuestiones como la alternativa con otros fines de interés social, que se resolvió en el 2000.

Como el acuerdo preveía que si el estado no llegaba el Estado debía completar el porcentaje del dinero comprometido con la Iglesia, hemos estado muchos años, 18 concretamente y no tres de transición como se acordó en el 888.

La Iglesia quería estar libre y que se desarrollaran los Acuerdos, contribuyentes que quisieran destinar un porcentaje lo pudieran hacer y los que no Someter a discusión que el Estado completara ese presupuesto. Se ha conseguido elevando el porcentaje de acuerdo con cálculos técnicos para que no haga falta que el Gobierno tenga que completarlo.

Se ha pasado del 0,5239 al 0,7. Pedíamos el 0,8 porque era lo que garantizaba el cumplimiento de los acuerdos.

Barriocanal recordó que los sacerdotes también son contribuyentes. "El régimen fiscal de la Iglesia es el mismo que el de la ONCE, el PP, el del PSOE, no tiene ningún privilegio", afirmó.

El mecanismo que se va a implantar en España a partir del uno de enero es un "sistema de autofinanciación", la Iglesia no va a recibir ninguna subvención, sólo las aportaciones de los feligreses la mantendrán. De ahí la necesaria labor de concienciación. Por último señaló que tan sólo el 25% de las necesidades básicas de la Iglesia se cubren con la casilla del IRPF.

Fuente: Obispado de Ciudad Real
Publicar un comentario