¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

7 de junio de 2007

Si comulgas en Gracia de Dios serás sanado

Muchas veces enfermamos. A veces son cosas que se curan con un poco de tiempo, un médico o una medicina. Otras veces no parece haber nada que nos pueda qutar ese mal que nos afecta. Y no sabemos porqué lo tenemos, y no sabemos como quitarlo. Yo he aprendido una cosa. Para Dios no hay nada imposible, y Jesucristo, que vive hoy, y está con nosotros en medio de la Iglesia, quiere sanar a todos los enfermos. A todos los cansados, a todos los agobiados, a todos los que tengan algo de que curarse. El puede curarte hoy.

Veamos lo que sucedió en cierta ocasión:

"Al salir de nuevo de los territorios de Tiro, fue por Sidón al mar de Galilea, atravesando el territorio de Decápolis. Entonces le trajeron un sordo y tartamudo, y le rogaron que le pusiera la mano encima.
Y tomándole aparte de la multitud, metió los dedos en sus orejas, escupió y tocó su lengua. Luego mirando al cielo, suspiró y le dijo:
-¡Efata! -que quiere decir: Sé abierto-.
Y de inmediato fueron abiertos sus oídos y desatada la ligadura de su lengua, y hablaba bien. El les mandó que no lo dijeran a nadie; pero cuanto más les mandaba, tanto más lo proclamaban. Se maravillaban sin medida, diciendo:
-¡Todo lo ha hecho bien! Aun a los sordos hace oír, y a los mudos hablar.


Este mismo Jesús que hizo maravillas tan patentes, es el mismo Jesús que hoy nos dice: "Venid a mi todos...."

¿Dónde puedes encontrar a Jesús? en todas partes, porque está en el Espíritu. En este momento en cierto modo está dentro de ti, a no ser que tu le hayas rechazado y expulsado de tu vida.

Pero especialmente en la Sagrada Eucaristía. Porque cuando comes su cuerpo y bebes su sangre, el te promete darte vida. Puedes creerlo. Yo doy fe de que te da vida.

Por eso hay vivos que van como muertos por este mundo. Porque no quieren ir a Cristo para que les de vida.

No es nada difícil. Sólo tienes que tener un poco de fe.

Dirías a lo mejor. Si. Me gustaría comulgar, pero es que para eso tengo que confesarme y hace tanto tiempo que no lo hago que ya no se como se hace. ¡Ay amigo!, si te dieras cuenta que al decirle eso al sacerdote ya te estás confesando, y que no necesitas mucho mas que abrirte así de corazón, mañana mismo podrías tener vida dentro de ti, y en prenda la vida eterna.

Parroquias hay muchas. No tiene que ser en una que te conozcan. La primera vez puedes buscar aquel lugar donde te sientas mas cómodo.

A algunos nos cuesta rebajarnos, pensando que con eso perdemos, y cuando te vuelves humilde, estás nada mas que ganando y ganando.

Dios te bendiga
Publicar un comentario