¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

13 de junio de 2007

sabemos que la Biblia no puede ser interpretada por cuenta propia, y que para la confesión de pecados, como para cualquier tema, no es válido sacar uno o dos versículos sin tener en cuenta los otros. Esa práctica no es honesta.
Veamos:
Jesús les da la autoridad de perdonar pecados o retenerlos, a meros hombres, eso sí, elegidos por Jesús, e investidos de su poder y autoridad, tal y como dice claro claro, la Biblia que tu usas. Este versículo es una piedra para tu zapato.
Jesús les dijo:
Como me envió el el Padre, así yo os envío. Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados les serán perdonados. A quienes se los retengáis, les serán retenidos
(Juan 6:21-23)
Hasta un niño de dos años, vería que aquí hay tres elementos incontestables.
1º) Jesús les da autoridad especial, igual que hace en otros pasajes cuando les manda a sanar enfernos, y eso no eres capaz de negarlo.
2º) Esa autoridad específica es para PERDONAR LOS PECADOS o PARA NO PERDONARLOS.
3º) Jesús les habla claramente. A quienes perdonéis (vosotros) *paréntesis mio. A quienes retengáis (vosotros) *paréntesis mio. (En ningún caso dice, "confesad directamente a Dios, al aire o a un muro)
Evidentemente para poder perdonar los pecados, hay que decirlos al que te los puede perdonar. Igualmente para retenerlos, el que los retiene los tiene que conocer. Es decir, que hay un confesor y un pecador en este pasaje.
Ya vemos la confesión de pecados, en el libro de Hechos.
"Muchos de los que habían creido, venían confensando y dando cuenta de sus hechos" (Hechos 19:18) (versión RVA)
"Muchos de los que habían creido, venían confesando y declarando sus prácticas de magia. (Hechos 19:18) (Biblia católica)
Evidentemente los que habían creido, son los cristianos que han aceptado que Jesús es el Señor, y nos dice clarito clarito que confesaban sus hechos, es decir, sus pecados, que vemos en el pasaje que tiene que ver con la magia y la superstición.



La Palabra de Dios no dice que una vez que has creido en Cristo, ya no puedas pecar, sino que nos dice:
"Hijos mios, estas cosas os escribo para que no pequéis. Pero si alguno ha pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. (1 Juan 2,1)
Es relevante que el que dice esto, es el mismo Juan que escribe que Jesús dió a los Apóstoles el poder de perdonar pecados.
Y si pecamos (que pecamos), ¿que haremos, una vez que ya hemos creido a Jesús? RESPUESTA: Cumplir su Palabra. El que dice que le conoce, guarda su Palabra (1 Juan 2,5)
Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, el es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad. Si decemos que no hemos pecado, lo hacemos a el mentiroso, y su palabra no está en nosotros (1 Juan 1:8-10)
De nuevo tenemos la confesión de los pecados, en este caso para después de haber creido ya en Jesús, y demostrado está por Juan , que Jesús manda perdonar o no perdonar a sus apóstoles, pero no les manda enseñar a confesar los pecados directamente con Dios, o con el aire, o con un muro.
Publicar un comentario