¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

16 de mayo de 2007

Dejad que los niños se acerquen a mi

"Dejad que los niños se acerquen a mi". Dijo el Señor, y nos dice hoy.

Debemos facilitar a los niños el acercamiento a Jesús, el Señor. a Jesús le gustan los niños, por eso me lleno de alegría al comprobar como en una Parroquia se tiene en cuenta este deseo del Señor, y se facilitan las cosas a los mas jóvenes para que estos se acerquen al Señor sin temor, y sabiendo que son muy amados.

"Y no se lo impidáis"

Deberíamos examinar en cada Parroquia si se está haciendo lo correcto con respecto a los jóvenes para que estos cuando sean adultos, puedan descubrir su vocación. ¿vida consagrada?

Si no lo hacemos así, ¿que esperamos entonces?

¿Porqué hay Parroquias donde no se ven nunca a niños o jóvenes ayudando al sacerdote en la Eucaristía? ¿No se ofrecen ellos? ¿No se los pide nadie a ellos? ¿Se cuenta realmente con los jóvenes en las Parroquias, hoy? ¿Se les escucha?

Sabemos que niños hay, porque asisten a las catequesis de Primera Comunión. Parece ser que a partir de ahí, muchos no perseveran. Es ahí donde hay que hacer incapié. Enseñar a los niños para la Primera Comunión está muy bién, ¿cómo no va estarlo?, pero las catequesis deberían tener un espacio propio para concienciar mucho mas sobre la importancia de la PERSEVERANCIA. Si el niño a esa edad, tiene edad para comulgar, también la tiene para comprender que comulgar un día, sin perseverar después, puede traerle consecuencias graves. Además, ese niño puede ser luego un instrumento de Dios para evangelizar a sus propios padres que no han perseverado en la Iglesia.

Pero recordarles las veces que haga falta, que después de la Primera Comunión hay otro domingo, y otro, y otro, y una Parroquia, y unos hermanos....y.........

Si hacemos lo mas posible en este terreno, pues no habrá nada que objetar.

"Dejad que los niños se acerquen a mi, y no se lo impidáis, porque de los que son como ellos es el Reino de los Cielos".

Cuando Jesús dijo esto, no es que no hubiera niños que se quisieran acercar a Jesús. Es que los Apóstoles los trataban de apartar del lado del Maestro, probablemente porque creían que les molestaba, o que Jesús era sólo para los mayores.

Publicar un comentario