¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?

¿Quieres ganar visitas en tu sitio web?
Ahora puedes

25 de mayo de 2007

Respuesta a un "protestante"

San Juan habla en ese capítulo, de los anticristos. Revela de donde han salido esos anticristos. Eran algunos que "salieron de nosotros". ¿Quienes son "nosotros" cuando habla Juan?

Evidentemente, el sectario coge este versículo y lo interpreta a su medida para favorecer su punto de vista. Cada secta, cada cristiano rebelde, cada denominación, cada división realizada por hombres, coge este versículo y dice: "Nosotros soy yo", porque tu interpretas la Biblia, en vez de oir a la Iglesia (Hechos 16,4)

Pero Juan no está hablando de ti, está hablando hace casi dos milenios, de LA IGLESIA. Salieron de nosotros, quiere decir, SALIERON DE LA IGLESIA. ¿De que Iglesia? De la única que existe. La Iglesia que fundó Cristo, que es Católica.
¿Contra quién actuaba Arrio? Contra la Iglesia Católica¿De quién se separó Lutero? De la Iglesia Católica
¿Contra quién están los testigos de jehová? Contra la Iglesia Católica.
¿De donde han salido todos TODOS los cristianos que no son católicos?
La lista es muy larga. ¿Y tu, liberador? ¿Contra quién actúas?

LA UNCIÓN
Evidentemente sigues con tu interpretación privada, contraria a la enseñanza apostólica. Tu te proclamas ungido y niegas la unción a quién no coincide con tu interpretación privada. Te saltas toda la historia del cristianismo, todos los cristianos que existieron antes que tu, y te exaltas por encima.
¿Quienes eran esos que se salieron de la Iglesia de la que Juan era miembro y apóstol?
LOS QUE NEGABAN QUE JESÚS FUERA EL MESÍAS, EL CRISTO. De esos dice Juan que ESE es el anticristo. (1 Juan 2:22)
Es una falacia y una maldad grande, tratar de relacionar a los "católicos" con esta Palabra de Dios, puesto que es insostenible. Para probarla, tendrías que decirme en que parte de nuestra enseñanza, NEGAMOS QUE JESÚS SEA EL CRISTO. ¿Por quién te crees que celebramos la Misa?
Así que Juan les escribe, acerca de los que trataban de engañar a esas primeras comunidades cristianas. ¿A quién les escribe? Ya lo he dicho antes. A los que están DENTRO de la IGLESIA, a estos es a los que se refiere Juan como que tienen la unción de Dios dentro de ellos, y conocen todas las cosas. Para los que se salen de ella, Juan los califica de anticristos, sobre todo a los que niegan que Jesús sea el Cristo.

Pero tu prosigues con tu interpretación privada de unas Escrituras que te recuerdo fueron canonizadas por la Iglesia Católica, porque no hay otra Iglesia.
Por eso, Juan en este contexto les habla a los cristianos diciendo: "Lo que habéis oido desde el principio permanezca en vosotros" (1 Juan 2:24)

¿Que es lo que han oido desde el principio y debe permanecer en vosotros?
RESPUESTA: Que Cristo Jesús es el Mesías. Tal y como ha explicado antes en la carta.
Tu lo acomodas a tu modo de entender, y lo quieres interpretar como que dice que cualquier otra cosa que no leas en la Biblia, ya es falsa, pero eso no es lo que dice Juan. Estás añadiendo a lo que Juan quiso decir.
Y los Católicos somos los primeros en decir desde el Siglo I, "Jesús es el Cristo". Y lo mismo creemos hoy.
Y esa, según Juan es la prueba de que permanecemos en el Hijo, y en el Padre, esta es la unción, y la promesa que recibimos es la vida eterna.
Los que no creen que Jesús es el Cristo, son los que están mintiendo, y son de los que Juan habla en el capítulo 2 de su primera carta. El que niega al hijo, también niega al Padre. Puesto que no se puede aceptar al Padre sin el Hijo. Por eso, estos no son de Dios. No es el caso de los católicos. Y ahora explico un poco mas eso.

No es el hecho de ser bautizado como católico lo que te hace heredero de la promesa, sino en hacer lo que Cristo nos enseña, y de eso habla Juan antes en el capítulo.

Tienes que tener un encuentro personal con Cristo, y actuar en consecuencia. Juan nos da siete pruebas para autoevaluarnos en nuestra fe.

Primera Prueba: "Si dijéramos que no tenemos pecado, nosotros mismos nos engañamos, y no hay verdad en nosotros".(1 Juan 1,8)
Así que mucho cuidado con acusar continuamente de pecado al prójimo.

Segunda Prueba: "Quien dice que conoce a Cristo, y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso, y la verdad no está en él."

Tercera Prueba: "Quien dice que mora en Cristo, debe imitarlo"

Cuarta Prueba: "Quien dice estar en la luz, y aborrece a su hermano o prójimo, está todavía en las tinieblas (2 .

Quinta Prueba: "Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él (2:15). Después, en 2:16, nos dice lo que es "amor del mundo."

1.- Concupiscencia de la carne: Fue la primera tentación de Cristo. La tentación de satisfacer las propias necesidades, del hambre, del placer… es la primera que usa el diablo.
2.- Concupiscencia de los ojos: Es la segunda tentación de Cristo. Las riquezas, el poder y honor de poseer todo el mundo.
3.- Soberbia de la vida. Es la tercera tentación de Cristo. El éxito espectacular, la popularidad inmediata al tirarse de lo alto del templo y no pasarle nada. ¡Esto es el mundo!

Sexta Prueba. "Cualquiera que peca no ha visto a Cristo, ni le ha conocido… Quien comete pecado es hijo del diablo". (3:6 y 8). ¡Escalofriante!

Séptima Prueba: "Nosotros sabemos que hemos sido trasladados de la muerte a la vida, en que amamos a los hermanos" (4-14). Esta es la prueba definitiva, en la que más insiste Juan en varios versos: "Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es un mentiroso. Pues el que no ama a su hermano, a quien ve, no es posible que ame a Dios, a quien no ve" (4:20). Es la prueba definitiva, porque toda la Ley, toda la Biblia, se resume en el amor, así nos lo enseñaron Pablo en Gal. 5:14, y el mismo Jesús en Mt. 7:22.

El que te desconsideres a aquellos que tiene a Dios por Padre, y a Jesucristo por Señor, y los aborrezcas, te pone en un aprieto. Te hablo de los católicos.Te recuerdo el inmenso amor que Cristo nos demostró en la cruz, pidiendo perdon por todos, en vez de acusar a todos. Y el tenía razones para acusar...

No sólo nosotros sabemos que somos buenos cristianos si amamos al prójimo, sino que los demás sabrán que somos buenos cristianos, si amamos como Cristo nos amó (Juan 13:35)… y el mismo Cristo nos reconocerá que hemos sido cristianos en el juicio final también en el amor al prójimo, en las buenas obras que hayamos hecho con nuestra fe. (Mt. 25:31-46; Rom. 2:5-11).
Pero tu, liberador, sigues interpretando la Biblia a tu gusto. Cuando Juan dice "la unción que vosotros recibísteis de el permanece en vosotros", tu te la apropias, y la niegas a todo el que no piense como tu. Ya te he dicho antes, que Juan hablaba de que es anticristo todo el que no cree que Jesús es el Cristo, no es el caso de los católicos.

Si escuchas lo que Juan dice, la unción permanece en ti, y no necesitas que nadie te enseñe, porque la únción misma te enseña (1 Juan 2, 27)

Tu, liberador, usas este versículo para justificarte a ti mismo que estás en la verdad, interpretando que la unción está contigo y que no necesitas a la Iglesia para que te enseñe a conocer la Biblia correctamente. Es un error. El versículo no dice eso.

La unción permanece en ti, cuando crees que Jesús es el Cristo y si le conocemos realmente, esto es, guardando sus mandamientos y sus enseñanzas.

Las enseñanzas se transmiten de generación en generación, a través de la Iglesia.
y enseñándoles que guaden todas las cosas que os he mandado. (Mt 28, 20)

Jesús manda enseñar a sus Apóstoles, sus sucesores siguen con la labor hasta el fin del mundo. Nada de que la unción nos enseña a cada uno, y no necesitamos de la Iglesia. Eso es falso.
Para Pablo, enseña el obispo ("apto para enseñar" (1 Timoteo 3,2)

Timoteo fue enviado por Pablo a enseñar, no le dijo que predicara que la unción les enseñaría a cada uno (1 Timoteo 4, 11 "Esto manda y enseña" , además recibe el ministerio de la jerarquía de la Iglesia, en este caso de Pablo (1 Timoteo 4, 14 "Que te fue dado con la imposición de las manos del presbiterio)
Publicar un comentario